Carta de autocandidatura junto con el currículum vitae

La carta de presentación de autocandidatura guarda muchas similitudes con la carta de presentación, la principal diferencia es que no es necesario que la empresa esté buscando un candidato o tenga una posición abierta para mandarla. Es decir, se trata de una solicitud de trabajo en una empresa en la que te gustaría trabajar, independientemente de si están buscando nuevos empleados o no.

Llamar la atención de una compañía que a priori no necesita contratar a nadie es bastante complicado. Es por ello que dependerá mucho de tu redacción, motivaciones y motivos que consigas la oportunidad de trabajar en una empresa que de entrada, no te necesita.

La redacción de la carta de autocandidatura

A la hora de hacer un currículum personalizado para una empresa concreta de la que te gustaría formar parte, resultará de gran ayuda adjuntarlo junto con una carta de autocandidatura. Esta carta puede resultar muy sencilla de redactar si conoces bien los objetivos de la misma y puedes expresar de una forma natural y óptima tus motivaciones y lo que serías capaz de aportar a dicha compañía.

La carta de autocandidatura tiene que mantener un tono de voz educado y profesional, al mismo tiempo que debería seguir una estructura formal. Una vez se consigue esto, es el momento de combinarlo con un toque personal que resalte tus habilidades por encima de las de otros posibles candidatos.

Es probable que la empresa que va a recibir tu carta no esté buscando contratar a nadie o simplemente no seas el perfil que necesitan en ese momento. Esto no significa que tu carta de autocandidatura sea una pérdida de tiempo, ya que es posible que tu perfil pueda encajar en un proceso de selección futuro.

Para verlo más claro, vamos a compartir unos consejos útiles a la hora de sentarse a redactar una carta de autocandidatura:

Consejos para redactar una carta de autocandidatura

  • Conoce la empresa para la que te gustaría trabajar, es decir, revisa su web, redes sociales y conoce bien los valores y objetivos de la compañía.
  • Trata de encontrar ofertas de empleo antiguas de la empresa y revisa detalladamente lo que se exige en los requisitos.
  • Elabora frases sencillas pero concisas que reflejen a la perfección tu trayectoria profesional y académica.
  • Sigue una estructura adecuada. Deberás empezar dándote a conocer y más adelante especificar el puesto que te gustaría ejercer en la empresa.
  • Muestra explícitamente tu intención de tener una entrevista para conocerlos en persona, o bien ahora o de cara a futuros procesos de selección.
  • Al igual que en tu currículum, deberás compartir todos tus datos de contacto para hacérselo más fácil al empleador. También deberás prestar mucha atención a tu gramática y ortografía para no cometer fallos innecesarios.
  • En ocasiones, son varias las empresas a las que se intenta acceder para conseguir un puesto de trabajo. Una buena forma de llevar el seguimiento sobre dichas empresas es creando una plantilla en excel donde poder estar al día y consultar toda la información que necesites sobre tus candidaturas.
  • Una vez tengas tu carta de autocandidatura, será recomendable conservarla como modelo/plantilla y adaptarla a las diferentes empresas a las que te gustaría darte a conocer. Siempre de una forma personalizada y lo más exclusiva posible.

En definitiva, la carta de autocandidatura es una de las mejores formas de mostrar tu interés por una empresa concreta. Conocer todos los datos sobre dicha compañía y saber expresar tus habilidades y motivaciones a lo que podrían estar buscando, será la forma más precisa de conseguir tu objetivo final: ser contratado.

Para cualquier duda relacionada con la búsqueda de empleo y los currículum vitae, no dejes de consultar OnlineCV, así como sus plantillas para currículum donde encontrarás todo el material necesario para elaborar documentos óptimos y de calidad.