Cómo rechazar una oferta de empleo ya aceptada

Cómo rechazar una oferta de empleo ya aceptada

Si bien es cierto que no es una de las situaciones más habituales, es posible que que quieras rechazar una oferta de trabajo que ya has aceptado previamente.

Es importante que tengas claro la importancia de saber transmitir tu negativa a la compañía de una forma clara y conciliadora. Es decir, se trata de que comuniques tu rechazo sin quedar mal con la empresa y evitando cerrarte puertas laborales.

Para echarte una mano con esto, hemos creado este artículo con recomendaciones de expertos en contratación de personal. En los siguientes párrafos encontrarás argumentos que podrás usar para comunicar tu rechazo a una oferta de empleo, la hayas aceptado previamente o no.

¡No hay nada de qué preocuparse!

como rechazar una oferta de empleo ya aceptada

Contacta con la empresa lo antes posible

Es fundamental que te pongas en contacto con la compañía lo antes posible para comunicarles tu decisión. Para ello, usa el medio que te resulte más rápido, ya sea por teléfono, por correo electrónico o incluso en persona.

Sé claro con los motivos que te llevaron a aceptar su oferta previamente y trata de convencer con las razones que tienes para rechazar la propuesta de empleo en estos momentos.

Sé agradecido en todo momento y valora su atención y el haber contado contigo para formar parte de su equipo, como te decimos, es muy importante que dejes la puerta abierta por si algún día quieres formar parte de dicha empresa.

A continuación, te mostramos alguno de los argumentos más convincentes y frecuentes para rechazar una oferta de empleo ya aceptada.

Compromiso con tu actual empleo

Esta es una de las mejores “excusas” y un argumento de peso para echarte atrás y decir que no a un empleo en una nueva compañía.

Si el motivo de tu rechazo es tu compromiso con tu empresa actual, a pesar de la posible “decepción” con la compañía actual, demostrarás que eres una persona responsable y comprometida, lo cual es un valor muy reconocido por los reclutadores.

Te sientes realizado en tu empresa

Sin duda, sentirse realizado en una compañía o con un puesto de trabajo es un motivo más que comprensible a la hora de rechazar una propuesta de otra empresa.

Si es tu situación actual y realmente estás bien con tu empleo actual y tienes miedo a un cambio que pueda alterar esa situación, házselo saber a los reclutadores o a la persona que te haya realizado la oferta de trabajo.

Con este argumento, darás la sensación de ser alguien que valora mucho su desarrollo profesional y que valoras la empresa que un día apostó por ti.

No quieres alterar tu estabilidad laboral

Es un hecho que todos los trabajadores buscan estabilidad en sus trabajos y es cierto que no siempre resulta fácil encontrarla.

Si es tu caso y te sientes a gusto en tu puesto y crees tener esas garantías profesionales que te hacen dormir tranquilamente por la noche, es un motivo más que de sobra para decir que no a una oferta de empleo, incluso si la has aceptado previamente.

Este argumento es perfecto en caso de que la nueva compañía te ofrezca un contrato temporal o de prueba y tú dispongas de un contrato fijo en tu empresa actual.

Situación familiar

Otra de las razones y argumentos que se pueden utilizar para rechazar una oferta de trabajo (ya aceptada o no) es comunicar que decir que sí acarrearía problemas familiares.

Sin duda, este motivo es ideal para aquellas ofertas de empleo que implican cambio de residencia o desplazamientos frecuentes por negocios.

No obstante, si este es tu caso, lo ideal es que seas sincero y lo comuniques en la entrevista de trabajo para evitar esta situación.

Pues bien, ahora que ya conoces algunos de los argumentos mejor valorados para rechazar una oferta de empleo ya aceptada, es el momento de dar un paso al frente y ponerte en contacto con la compañía en cuestión. ¡Ánimo y no te agobies!