Crear curriculums online

El CV en francés

Consulta nuestra guía extensa para escribir tu cv en francés

Si quieres hacer tu currículum en francés porque buscas trabajo en Francia, en un país de influencia francófona, o tienes oportunidad de aplicar a un empleo ofertado por una empresa francesa, debes saber que un cv en francés tiene muchas similitudes con uno redactado en castellano, pero guarda ciertas diferencias importantes, que hay que tener en cuenta, para que tu candidatura tenga opciones de éxito.

Descubre en esta guía las claves para hacer tu currículum en francés y toma nota de las principales premisas para que tu cv logre el objetivo de formar parte del proceso de selección y llegar a la entrevista personal.

El cv en francés: formato básico

Captar la atención de los futuros entrevistadores, destacando del resto de candidatos que han enviado su currículum en respuesta a una oferta de empleo, es la misión de cualquier cv independientemente de que se trate de un currículum en inglés, español, francés o cualquier otro idioma.

Para conseguirlo, es importante conocer el formato básico en cada caso y personalizarlo para transformarlo en un documento único, en un currículum ganador que sobresalga del conjunto.

Los cv en Francia son siempre breves y directos. Mantienen una estructura bien definida pero flexible porque, en determinados casos, admite modificaciones que tienen como objetivo resaltar una información relevante en la que se quiera focalizar la atención de los responsables de hacer una primera selección.

Esta estructura y las características básicas del formato del cv en francés son:

  1. Va siempre acompañados de una carta de presentación, por lo que, el cv francés refleja únicamente datos objetivos. La motivación, el interés por un determinado empleo, los objetivos profesionales… se exponen en la necesaria “lettre” de motivación o introducción y no como parte del currículum.
  2. Como en cualquier otro currículum, en primer lugar, es necesario indicar los datos personales esenciales, entre los que no pueden faltar el nombre y el lugar de residencia. No es necesario especificar la edad, el estado civil o el lugar de nacimiento (es optativo), para no dar información que pudiera resultar discriminatoria.
  3. Aunque hay una tendencia creciente hacia el curriculum anónimo, Francia es un país en el que todavía resulta extraño recibir/mandar una solicitud laboral, sin que incluya la fotografía del aspirante.
  4. La extensión recomendable es de 1 hoja A4, dos hojas solo son aceptables en caso de currículum profesionales que aporten experiencia notable relacionada con el trabajo al que aspiras.
  5. En Francia se utilizan dos modelos de cv. El más habitual es el que sigue un orden cronológico, tanto a la hora de exponer los estudios, como para detallar la trayectoria profesional. En ambos casos, siempre debes empezar por las experiencias más recientes. También puedes elegir un currículum por competencias, que es aquel que se centra en tus habilidades y no tanto en las fechas y periodos de duración de cada trabajo. Puedes recurrir a este tipo de currículum en el caso de haber pasado un tiempo considerable inactivo, fuera del mercado laboral, o también si tu experiencia laboral es muy extensa y prefieres exponerla de manera reducida sin detallar los tiempos.
  6. Aunque es opcional, es frecuente empezar el currículum con un “Título” que recuerde el nombre del puesto de trabajo al que aplicas.

La estructura de un cv en francés

A la hora de crear un currículum en francés, es importante seguir la estructura habitual, que establece los distintos apartados para que el cv resulte fácil de leer y no dé lugar a equívocos. Hay que recordar que los reclutadores dedican solo unos segundos a una primera lectura dados los cientos de currículums que pueden llegar a tener sobre la mesa.

Los epígrafes que debe incluir un cv que siga el modelo francés son:

Datos personales

Como en cualquier otro currículum, en primer lugar, es necesario indicar los datos personales esenciales, entre los que no pueden faltar el nombre y el lugar de residencia. No es necesario especificar la edad, el estado civil o el lugar de nacimiento, para no dar información que pudiera resultar discriminatoria. El teléfono de contacto y el email son básicos para que el cv sea tenido en cuenta.

Formación y estudios

La brevedad y la concreción son especialmente importantes en este apartado. Solo debes incluir los títulos académicos más recientes y aquellos que tengan que ver con el puesto ofertado. Cita únicamente los títulos de mayor nivel, en orden cronológico e indicando el centro donde los hayas obtenido. Si el título tiene traducción al francés, no olvides ponerlo en el idioma en que presentas tu cv. Solo en el caso de tratarse de un currículum de estudiante puedes hacer esta sección algo más extensa e incluir en ella otros cursos o másteres complementarios, para darle, así, mayor protagonismo dada la escasa o nula experiencia.

En este apartado también puedes añadir información sobre estudios relacionados con otros idiomas o con nuevas tecnologías, aunque si lo prefieres, también puedes ubicarlos en la sección habilidades.

Experiencia profesional

Es el centro del currículum y, sin duda, la parte que con más atención leerán los responsables de selección de candidatos. Tanto es así que, si tienes una experiencia notable, reciente y directamente relacionada con el trabajo al que aplicas, en un cv en francés es correcto poner en primer lugar la “Experiencia”, antes que la “Formación y estudios”.

Expón tu trayectoria profesional de forma cronológica, empezando por el trabajo más reciente (salvo que prefieras un currículum temático o de habilidades para evitar reflejar etapas de inactividad). Detalla el nombre de las empresas en las que hayas trabajado y las fechas.

De la manera más precisa y en el menor número de líneas posibles, detalla las funciones realizadas, las responsabilidades asumidas y, si puedes aportar algún dato (por ejemplo, un aumento cuantificable de ventas durante tu gestión en el departamento de marketing de una empresa), ¡perfecto! Por supuesto, si has recibido algún premio o reconocimiento por tu labor, éste es el momento de dejarlo reflejado en tu cv en francés.

En el caso de estudiantes o recién licenciados con poca experiencia laboral, en este apartado pueden incluirse las prácticas, o los trabajos temporales, realizados solo unos meses. Esas prácticas son, en general, muy valoradas por las empresas francesas que buscan personal joven.

Habilidades

Éste es un apartado optativo, porque recuerda que un cv en francés siempre va acompañado de una carta de motivación y/o presentación. Si decides ponerlo como parte de tu historial, puedes exponer habilidades concretas relacionadas con el puesto de trabajo al que aplicas, como los idiomas o la informática (si no las has puesto en Formación). También, es válido incluir aficiones (deportes, lecturas, viajes…) pero siempre de manera escueta y dependiendo del tipo de empleo al que optes.

Consejos para hacer tu cv en francés

Ya conoces las bases para hacer un cv en francés, pero hay detalles importantes que conviene tener en cuenta para que realmente resulte efectivo y te lleve a la entrevista personal. Las normas generales son muy similares a las que debes seguir para hacer un buen currículum en cualquier idioma, pero es importante no olvidar ciertas particularidades que te ayudarán a evitar errores comunes.

  • No hagas una traducción literal al francés de tu currículum en español porque probablemente cometerás numerosos errores gramaticales y de estilo.
  • La concreción es fundamental para que tu currículum en francés no sea descartado. No te extiendas en largas explicaciones a la hora exponer tus estudios o tu experiencia, ni te centres en datos personales (aficiones) que nada tengan de interés para el desarrollo del futuro trabajo.
  • Cuida el vocabulario y comprueba que no has cometido faltas de ortografía (incluyendo los distintos acentos que tiene la gramática francesa). No hagas frases demasiado largas y procura utilizar verbos de acción.
  • Aunque por influencia del currículum en inglés y del Europass es aceptable incluir un breve perfil que complete tus datos personales, la mayoría de las empresas francesas sigue prefiriendo una carta de presentación que acompañe tu currículum y en la que puedas exponer tu motivación y tu objetivo profesional (“objetive”).
  • Un cv en francés, también puede ser un currículum creativo, pero en este caso, no incluyas demasiados elementos puedan distraer a los responsables del proceso de selección. No abuses del uso del color o de las infografías. La claridad y legibilidad es fundamental en un currículum que siga el estilo francés.
  • Especialmente si escribes a una empresa que oferta a la vez varios puestos de trabajo, es recomendable incluir un “Título” en el currículum, justo después de tus datos personales. En él deberás poner únicamente la referencia o nombre del trabajo al que aplicas.

Modelos de currículums en francés

La mejor manera de tener claro cómo hacer un cv en francés es observando atentamente distintos modelos para ver cuál encaja mejor con el tipo de currículum que quieres tener y presentar a un puesto de trabajo de tu interés.

Mira los ejemplos que tienes a tu disposición en OnlineCV para hacerte una idea de las distintas opciones posibles. Tienes modelos idóneos para aplicar a distintas profesiones para que elijas el más adecuado a tu caso. Además, con ayuda de una plantilla de currículum, podrás crear tu cv en francés con el formato adecuado y con el contenido que mejor te ayude a lograr tu objetivo. Una vez listo tu currículum en francés, podrás descargarlo en txt o Pdf y enviarlo a cualquier empresa francesa o que exija el dominio de este idioma para ser considerado un buen candidato.