Cómo superar con éxito una entrevista grupal

Cómo superar con éxito una entrevista grupal

Una entrevista de trabajo es todo un desafío que puede ser más difícil todavía cuando se trata de participar en un encuentro grupal en la que varios solicitantes son entrevistados simultáneamente y se presentan para el mismo puesto.

Las entrevistas de trabajo grupales se han vuelto más populares en la última década, ya que pueden ser muy efectivas para evaluar ciertos tipos de habilidades en los candidatos.

Además, una entrevista grupal puede ayudar a los empleadores a determinar si los candidatos tienen habilidades de liderazgo, trabajo en equipo y comunicación bien desarrolladas. Las entrevistas grupales también pueden hacer ver a un empleador cómo se desenvuelve un candidato bajo presión.

Para alguien que está buscando trabajo, conocer a otros solicitantes de empleo en un entorno competitivo puede ser una experiencia muy desconcertante. Además, puede ser más difícil a medida que la dinámica del grupo entra en juego y otros solicitantes de trabajo intentan mostrar sus capacidades.

Debido a la presión del entorno, algunos candidatos se vuelven más reservados y cautelosos durante la entrevista, justo lo contrario de lo que el empleador quiere ver.

Para evitar esta situación, vamos a darte todos los consejos que necesitas para superar con éxito una entrevista de trabajo en grupo. ¡Sigue leyendo!

Dar una buena primera impresión

Siempre es importante dar una buena primera impresión en una entrevista de trabajo, aún más en las entrevistas grupales.

Llega al encuentro con tiempo, bien arreglado y vestido, se organizado y sonríe. Llegar temprano te dará más tiempo para calmar tus nervios y evaluar la competencia a la que te enfrentas.

Saluda a los otros solicitantes cuando lleguen y asegúrate de recordar sus nombres. En breve interactuarás con estas personas, por lo que establecer una relación temprana puede ser muy útil.

Al llegar con tiempo, también darás una excelente primera impresión al entrevistador y aumentarán las posibilidades de que te recuerden después de la entrevista.

La confianza es fundamental

Al empezar la configuración del grupo y conocer a los otros candidatos, mantén la calma. Incluso si los otros candidatos hablan bien, se les ve decidido o están mejor vestidos, no te sientas sorprendido o decepcionado.

Puedes hacer una gran entrevista con actitud positiva. Ten confianza en tus propias habilidades y en cómo son en comparación con las de otras personas. Trata de pensar en la entrevista como una experiencia de aprendizaje divertida.

Sea consciente de tu lenguaje corporal

En este tipo de entorno de entrevista, el reclutador observará cómo los candidatos manejan un entorno social de alta presión. Tu lenguaje corporal juega un papel importante aquí porque transmite tus emociones a otras personas.

Si estás de pie con los brazos cruzados, puedes indicar a otros que te sientes combativo, amenazado y crítico o que te niegas a participar. Permanece relajado y sé consciente de cómo estás posicionando tu cuerpo.

Tu lenguaje corporal debe mostrar que estás involucrado en la conversación, abierto a la comunicación y amigable con los demás participantes.

Se amable con los otros candidatos

Lo peor que podrías hacer en una entrevista grupal es sentirte amenazado por los otros candidatos y darles un tratamiento incorrecto.

Cuando surja la oportunidad, preséntate a los otros candidatos y ten una pequeña charla con ellos. Cuéntales un poco sobre ti y cómo estás de entusiasmado ante la posibilidad de tener una entrevista para el puesto.

No te desconcierte si no son muy habladores, pueden estar más nerviosos que tú y podrían tener dificultades para comunicarse. También puedes evaluar las personalidades de los otros solicitantes al hablar con ellos, lo cual es útil si se te pide que realices actividades grupales más adelante.

Comunícate con decisión

Las entrevistas de trabajo grupales pueden ser difíciles para personas tímidas o introvertidas, por lo que algunos empleadores en industrias creativas las evitan.

Para superar tu introversión en una entrevista de trabajo grupal, cuando se te haga una pregunta, tómate unos segundos para pensar en lo que vas a decir. Luego concéntrate en hablar de la manera más clara y concisa posible.

No murmures ni dejes de dar respuestas. Aunque los participantes en una entrevista de trabajo grupal compiten por la atención, no tienes que estar hablando constantemente. Llama la atención con respuestas eficaces y enfocadas a las preguntas que se han hecho.

Escucha en todo momento

Aquí es donde algún nivel de introversión puede ser útil. Es importante escuchar atentamente a otras personas cuando están hablando.

Aunque necesites participar e involucrarte con el grupo, trata de evitar hablar sobre otras personas, repetir lo que otras personas han dicho y dominar la conversación.

Si estás demasiado ocupado pensando en tí mismo en lugar de escuchar, puedes parecer agresivo o incapaz de colaborar.

Se tú mismo

No intentes comportarte de una manera poco natural porque puede ser contraproducente. Si eres introvertido por naturaleza, no te fuerces a asumir un rol de liderazgo, simplemente enfócate en ser efectivo dentro del grupo.

Es poco frecuente que los empleadores busquen personas extremadamente seguras que asuman un rol de liderazgo, ya que tienden a buscar personas que sean inteligentes, colaborativas y efectivas.

Involucra al grupo

Si eres una de esas personas que son líderes, o te encuentras en un rol de liderazgo durante un ejercicio, incluye al resto del grupo. Los empleadores quieren ver que puedes trabajar con otras personas y fomentar un ambiente de trabajo colaborativo.

Aquí es donde recordar el nombre de todos es muy útil, nombrar a todos en el debate y centrarse en hacer las cosas correctas en actividades grupales puede marcar la diferencia.

Seguimiento después de la entrevista

Siempre es importante hacer un seguimiento de la entrevista con una carta de presentación o un correo electrónico.

Después de una entrevista grupal, utiliza la carta de agradecimiento para recordarle al entrevistador quién eres. Menciona una conversación que tuviste durante la entrevista de trabajo para ayudarles a recordar lo bien que estuviste en el encuentro.

Si consigues que te recuerden gratamente, aumentarán tus posibilidades de ser invitado de nuevo para otra entrevista o directamente obtener el puesto.