Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Si ya has creado un perfil profesional impactante a través de tu currículum, eso sin duda ha contribuido a que el reclutador se forme una opinión positiva de ti. Por esa razón te ha convocado a una reunión a fin de conocerte en persona, y es lógico que ahora te estés preguntando cómo ir vestida para una entrevista de trabajo.

Aunque suene políticamente incorrecto, la verdad es que el aspecto físico de un candidato durante la entrevista de trabajo puede ser tan decisivo como su currículum o carta de presentación.

Según varios expertos, necesitamos tan sólo 7 segundos para formarnos una primera impresión de alguien. Cuando vas a una entrevista de trabajo, puedes usar esto a tu favor, y en los siguientes apartados te daremos recomendaciones expertas que te ayudarán a lograrlo.

Como ir vestido a una entrevista de trabajo

Cómo ir a una entrevista de trabajo según el puesto

Presentarse a una entrevista laboral con un aspecto adecuado al puesto de trabajo ayuda al entrevistador a determinar si eres el candidato ideal y si encajas dentro de la cultura de la empresa.

Si te estás preguntando qué ponerte para una entrevista de trabajo, nuestra primera recomendación es que hagas un poco de investigación tanto en la web empresarial como en las redes sociales de la compañía. De esta manera podrás hacerte una idea del código de vestuario de sus trabajadores, y determinar si llevan ropa muy formal, o más bien tienen un estilo relajado.

También es buena idea visitar el perfil de Linkedin del entrevistador, para lo cual tendrás que tomar nota de su nombre y apellidos cuando te llamen para concertar una entrevista.

Según el puesto al que vayas a optar, puedes ir con vestimenta un poco más informal, o mucho más elegante. Aquellos candidatos que acuden a una entrevista de trabajo para un puesto de alto cargo, o un puesto directivo podrían ir con un traje de pantalón y chaqueta, conjunto de vestido, o falda con americana. Procura que sean en tonos neutrales como negro, gris, azul oscuro o marrón, y que tu camisa o blusa sea de color más claro.

Si vas a una entrevista como candidato para un puesto de trabajo de más bajo rango puedes vestir con un look más informal -aunque siempre conservador y sencillo, y nunca deportivo-.

Estos pasos son muy importantes, así que no te los saltes, especialmente porque con esta indagación breve, aprenderás también cómo no vestirte para una entrevista de trabajo, o qué ropa debes evitar en estos casos.

Qué ropa evitar en una entrevista de trabajo

Existen diversas prendas de ropa que conviene evitar a la hora de asistir a una entrevista de trabajo. Si eres mujer, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Los escotes pronunciados no son adecuados
  • Procura evitar las blusas palabra de honor, con transparencias, o de tirantes finos.
  • Es más recomendable llevar blusa, camisa, o vestido de manga corta o larga.
  • No es recomendable llevar minifalda, aunque una falda a la rodilla queda elegante y sobria.

No se trata de ocultar quien eres ni de disfrazarte de otra persona, sino de mostrar tu mejor cara y tener un aspecto profesional ante el personal de selección, lo cual te colocará en ventaja respecto a otros candidatos.

Qué ropa usar para acudir a una entrevista de trabajo

Aquí te dejamos unos consejos de cómo vestirse para una entrevista de trabajo que valen tanto para mujeres, como para hombres:

  • Vístete con ropa formal, sobria, clásica.
  • Ponte ropa de tu talla, evitando la ropa demasiado ajustada.
  • Es preferiblemente llevar ropa de colores neutros y evitar colores fluorescentes o estampados estridentes.
  • Asegúrate de que la ropa que vas a ponerte para tu entrevista de trabajo esté en buen estado, limpia, sin huecos, y bien planchada.
  • Evita usar camisetas o ropa deportiva, especialmente si tiene el logotipo de la marca muy visible.
  • Procura no utilizar sandalias, aunque sea verano, es más adecuado llevar zapatos cerrados, evidentemente estos tienen que estar limpios.
  • Si acostumbras llevar muchas, colócate sólo unas pocas joyas si vas a una entrevista de trabajo.
  • Aunque sea verano, lleva una chaqueta o jersey por si hace mucho frío en la sala de entrevistas. No querrás estar temblando ni frotándote las manos delante del entrevistador, sino generar confianza y sentirte cómoda para transmitir todo tu conocimiento y profesionalidad.

Piercings y tatuajes en la entrevista de trabajo

Si tienes tatuajes o piercings en lugares visibles sabrás que hoy en día cada vez más empresas son abiertas en este sentido. Aún así, la entrevista de trabajo no es un momento adecuado para lucirlos.

Una empresa más conservadora que ofrezca un puesto de trabajo con atención al público podría dejar de contactarte aunque estés calificado por este simple hecho. Una vez contratado, la situación cambia y suelen relajarse estos aspectos.

Consejos prácticos

Es recomendable tener en cuenta el tipo de trabajo al que postulas, ya que si vas a trabajar de cara al público, tu presentación física será un reflejo de la empresa.

En una entrevista de trabajo, indistintamente del puesto al que deseas acceder, un buen corte de pelo, una barba bien cuidada, o un toque discreto de maquillaje pueden hacer una gran diferencia.

  • Dúchate y utiliza desodorante antes de tu entrevista de trabajo.
  • Cepíllate los dientes y asegúrate de tener buen aliento.
  • Evita fumar antes de entrar y no masques chicle durante una entrevista de empleo.
  • Si acostumbras morderte las uñas o sonarte los dedos, esfuérzate por no hacerlo durante una entrevista laboral.
  • Asegúrate de tener el cabello limpio y bien peinado. Si hay mucho viento mientras vas a la entrevista, querrás revisar si hace falta arreglártelo de nuevo antes de llegar a recepción.
  • Ten las uñas limpias y bien cortadas. Si eres mujer, puedes llevarlas pintadas con esmalte de uñas rojo, o rosa claro.
  • Si tienes barba, tenla siempre bien arreglada y limpia.
  • Si acostumbras llevar perfume, utiliza muy poca cantidad.

Prepararte bien antes de una entrevista de trabajo te ayudará a estar relajado y transmitir lo mejor de ti. Recuerda llevar tu currículum vitae impreso en una carpeta, sin doblar y deja tu ropa y calzado preparado con suficiente antelación para que puedas llegar unos 15 minutos antes con toda tranquilidad y sintiéndote confiada.