La fotografía en el currículum: ¿sí o no?

¿Debo incluir mi fotografía en un currículum? Sin duda, la foto personal del candidato en el CV es uno de los temas más controvertidos y cuestionados a la hora de elaborar un currículum para afrontar el proceso de búsqueda de empleo. Ahora bien, de primeras te decimos que, si buscas trabajo en España, la respuesta es muy clara: sí, hay que poner foto en el currículum vitae. Ya que aunque no se considera un requisito obligatorio, muchos reclutadores afirman haber descartado documentos que no tenían la foto del candidato. 

Por otro lado, es posible que hayas oído que en países como Canadá, Estados Unidos o Inglaterra no solo no es un requisito obligatorio, sino que está mal considerado que el candidato incluya una imagen suya en su CV. Esto se debe a que en estos países consideran que la fotografía puede ser objeto de discriminación de algún tipo (físico, edad, raza) y que no ponerla ayudará a valorar mejor las características del candidato.

No obstante, independientemente de cual sea tu opción, en este post queremos ayudarte a escoger la mejor fotografía para tu currículum. Para ello, en los siguientes apartados encontrarás todo tipo de consejos útiles y recomendaciones para que tu elección sea perfecta. ¡Toma nota de todos ellos!

Potencia tu imagen profesional

Básicamente, la foto en el curriculum debe ser más un retrato de tu perfil profesional que un simple recorte de una imagen en la que sales favorecido/a. 

Por eso, la mejor opción será que optes por una foto en tu CV con un fondo neutro y de colores sólidos y con texturas naturales. Ten presente que no hay fondo más sencillo y eficaz que una pared blanca o de colores claros.

Utiliza una foto actual

Quizás no te guste demasiado tu última fotografía, pero te recomendamos que esta sea lo más actual posible. Ten en cuenta que, a la hora de hacer la entrevista, causarás mejor impresión si tu retrato coincide con tu imagen actual.

No olvides renovar la foto de tu currículum periódicamente ya que, de no hacerlo, el reclutador podría denotar que hay síntomas de dejadez en ti, algo que tienes que evitar a toda costa.

Tu vestuario dice mucho de ti

Para que la fotografía del CV sea perfecta, tienes que pensar en el puesto de trabajo al que quieres acceder y, además, debes hacer una investigación minuciosa de la empresa a la que vas a solicitar un empleo.

En este punto el mejor consejo que te podemos dar es que elijas un vestuario que coincida con la imagen que la compañía espera de sus empleados. Si es un entorno corporativo y serio, usa una fotografía con una americana. Pero sí es un entorno más joven y no tan formal, puedes optar por una camisa con cuadros e incluso una camiseta.

Esto puede suponer que necesites tener varias fotos preparadas para que, según el CV que vayas a enviar, puedas decantarte por una vestimenta u otra. Es decir, prueba con una imagen con vestuario formal en los currículum para empresas más tradicionales y utiliza otras fotos con atuendos menos serios para empresas más jóvenes y/o que valoren la creatividad en ese sentido.

Una pequeña sonrisa

Uno de los dilemas que surge a la hora de incluir la fotografía en el CV es si hay que sonreír o no. Lo ideal es una sonrisa leve y no una carcajada enorme. Tu rostro debe reflejar una mirada directa, amable y que transmita confianza.

Tu fotografía como reflejo de tu personalidad

Uno de los dilemas que surge a la hora de incluir la fotografía en el currículum europeo es si hay que sonreír o no. Lo ideal es que muestres una sonrisa leve, sencilla y natural en tu imagen y que bajo ningún concepto sea una carcajada enorme e inconveniente. 

Recuerda siempre que tu rostro debe reflejar una mirada directa, amable y que transmita confianza a la persona que reciba tu currículum.

 

El tamaño de la imagen importa

A la hora de incluir una foto en el currículum, el tamaño importa. Ten en cuenta que, en la mayoría de los casos, es el único elemento visual que aparecerá en tu documento. Esto significa que la fotografía del CV debe ser proporcional al resto de la información

No puedes poner en un currículum básico de una página una imagen que ocupe un tercio o la mitad del documento. Tu foto tendrá que verse a simple vista y, a su vez, no ocupar más de lo estrictamente necesario.

Dónde se pone la foto en el currículum

Esta es, sin lugar a dudas, otra de las preguntas que más se hacen los candidatos. Pues bien, la respuesta es bastante simple: la fotografía se tiene que colocar en la parte superior del currículum vitae. 

Esto es debido a que la imagen ha de visualizarse a simple vista, especialmente en los CV de más de una página. En cuanto a si es mejor la parte superior izquierda, derecha o central, es algo que dependerá del diseño del documento. 

Ahora que ya conoces nuestras recomendaciones sólo tienes que seguir estos consejos para escoger la mejor foto para tu currículum vitae. En definitiva, coloca una imagen con la que destacar ante el resto de candidatos ya que, como dice el dicho popular: “una imagen vale más que mil palabras”. 

Por último, te recordamos que con nuestro editor en línea, OnlineCV, podrás escoger si quieres hacer un currículum con foto o sin foto. Confía en nuestro equipo de expertos en contratación de personal y utiliza las plantillas profesionales de nuestra plataforma para elaborar el mejor documento posible. ¡A por el trabajo de tus sueños!