Crea mi CV ahora

Cómo hacer un currículum

La guía para crear el CV perfecto
Resume Templates

Escribir un currículum vitae, con la información idónea, la redacción correcta y un formato adecuado no es fácil, pero con esta guía, que recoge las claves esenciales que debes tener en cuenta, podrás hacer un currículum excepcional y tenerlo listo para enviar en el menor tiempo posible.

Un CV podría considerarse como una lista resumida que plasma tu formación académica, experiencia profesional y habilidades para un determinado puesto de trabajo. De entrada suena sencillo pero, a la hora de la verdad, tanto los profesionales como los que buscan su primer empleo se encuentran con dificultades en el momento de hacer su currículum vitae.

Es en este punto en el que una guía para escribir tu currículum puede resultar muy útil para orientarte durante todo el proceso de elaboración para que, con ese CV consigas la entrevista de trabajo que, tal vez, te lleve a acceder al trabajo que deseas.

 

¿Cómo saber si mi currículum es efectivo?

Son muchos los detalles que hacen destacar tu currículum y que se convierta en tu mejor aliado. Lo más importante, y que siempre debes tener en cuenta, es que tu CV es el documento que te presenta, que habla de ti y que, básicamente, hace publicidad sobre tu persona.

Esta realidad implica que a la hora de hacerlo, debes seleccionar y elegir los datos y hechos más relevantes de tu carrera profesional y académica, de tus habilidades e incluso de tu personalidad y, además, presentarlos de tal manera que tu CV sea el escaparate perfecto para demostrar que eres la persona idónea para desempeñar el puesto de trabajo que está en juego.

En un primer momento puede resultar complicado entender cómo “venderte”, pero esta es la principal tarea que debes plantearte al de determinar cómo va a ser tu CV.. Recuerda que el objetivo de cualquier plantilla de currículum es convencer al empleador de que vale la pena concertar una entrevista de trabajo contigo para conocerte mejor.

Características para escribir un buen currículum

Todo el mundo puede escribir un currículum pero hacer un buen documento implica pensar y valorar muy bien una serie de aspectos.

Además de convertir tu currículum vitae en el documento que mejor hable de ti, presta especial atención a algunos factores determinantes como:

  • La legibilidad. La información que aportas debe resultar fácil de leer sin que haya que descifrar lo que quieres decir en cada frase. Cuando tu currículum vitae llegue a la mesa del reclutador, un exceso de información, datos farragosos y sin un orden claro o un formato inadecuado pueden hacer que vaya directamente a la papelera. Una buena legibilidad en el CV es vital para que tu candidatura sea, al menos, considerada.
  • Diseño. No solo importan los datos que reflejas en tu CV, también la forma en la que los presentas influye a la hora de entrar en una primera criba. Existen distintos tipos de formatos y elegir el que mejor se adapte a tu perfil es fundamental para lograr centrar la atención en tus virtudes y no en las carencias que puedas tener.
  • Formato y estructura. Igual que tienes distintos modelos de currículums según tu nivel de estudios y experiencia, también debes elegir la estructura concreta. Tienes tres tipos de CV atendiendo a su estructura básica:
    • Cronológico. El mejor si buscas empleo en un sector en el que has desarrollado tu carrera de una manera continuada y ascendente.
    • Funcional. Más centrado en las propias habilidades que en tiempo trabajado. Buena opción, por ejemplo, para aquellos que ha desarrollado parte de su actividad laboral por cuenta propia y para los que han tenido periodos de inactividad.
    • Combinado. Como su nombre indica es una estructura que combina elementos de los dos anteriores (cronología y habilidades), una buena elección para aquellos los que buscan cambiar de sector profesional.

Teniendo en cuenta estas tres estructuras básicas debes recordar, al preparar el currículum que necesites, ya sea un CV profesional, de estudiante o sin experiencia que es fundamental redactarlo de tal manera que despierte el interés y la curiosidad de la persona que vaya a leerlo

Consejos para crear el mejor currículum vitae

Un buen CV, que resulte eficaz y cumpla su cometido, siempre debe ser una especie de marca personal única que suponga la mejor presentación de alguien que aspire a obtener un puesto de trabajo.

Toma nota de las líneas básicas y de los pasos a seguir para que tu CV sea el mejor posible.

La llave para generar un buen currículum que consiga su objetivo está en resaltar de manera clara tus principales puntos fuertes para el puesto, haciendo que coincidan, en la mayor medida de lo posible, con los requisitos de la vacante ofertada.

Por supuesto, no se trata de mentir en el currículum sino, simplemente de utilizar tus habilidades y logros únicos para vender tu candidatura como la mejor. Para ello, has de tener muy presentes las palabras clave que aparecen en la propia oferta de trabajo.

Observa atentamente este “paso a paso” con las líneas básicas que debes seguir para sacar el máximo partido a tus conocimientos y a tu experiencia profesional en tu currículum.

Elige el formato adecuado

Recuerda que tienes multitud de modelos y plantillas que se adaptan a cada perfil y a los diferentes sectores y tipos de empresa.

La mejor manera de acertar a la hora de elegir el mejor formato y la estructura óptima, no es otra que leer distintos ejemplos de currículums, observando, con atención, las posibles ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos. Dedica tiempo a estudiar las distintas opciones hasta estar seguro de elegir el modelo que mejor encaje con tus cualidades, experiencia y expectativas de futuro.

Empieza a elaborar tu currículum vitae

Haz un buen encabezamiento, un “titular” en el que destaque claramente tu nombre y la información de contacto.

Seguidamente, puedes optar por redactar una pequeña introducción similar al objetivo o summary statement en inglés.  Selecciona muy bien la información que ofreces en ella. Se trata de elegir el formato de resumen o sumario más adecuado. Esta introducción es clave para despertar el interés del seleccionador y lograr que continúe leyendo tu candidatura.

El tercer punto fundamental al escribir tu CV es hacerlo de manera que, en cada línea, demuestres que puedes ser un valioso activo para esa empresa que busca a un nuevo trabajador, dejando claro porqué eres el candidato ideal.

A la hora de redactar el currículum vitae, un buen consejo es utilizar en lo posible y a lo largo de todo el documento verbos en tiempo presente (no en voz pasiva).

Si te cuesta un poco empezar, recuerda que para escribir tu currículum no necesitas partir de cero. Con la herramienta para hacer currículums de OnlineCV puedes hacer el tuyo de manera sencilla o elegir alguna de las plantillas específicas, personalizarla y editarla.

Utiliza keywords a lo largo de tu CV

Ya tienes la base para empezar a hacer tu currículum, pero ahora toca darle la mejor forma posible y un impulso extra con estos consejos expertos que te ayudarán a personalizarlo y moldearlo para que encaje a la perfección con tus aspiraciones a la hora de buscar empleo:

Para optimizar tu currículum, obtén toda la información que puedas sobre la compañía de la que te gustaría formar parte. Investiga qué requisitos pueden ser necesarios para cubrir el puesto ofertado. Toda esta información te será de máxima utilidad. Utilízala a tu favor y enfoca tus cualidades de manera que resulten ideales para el futuro trabajo. Hazlo situando estratégicamente palabras claves que aparezcan en el propio anuncio de oferta de empleo. No conviene abusar de esas palabras esenciales que definen el futuro trabajo, basta con incluirlas en el momento adecuado como “enlace” entre tus cualidades y los requerimientos de la oferta de empleo.

Añade secciones adicionales sólo cuando refuercen tu perfil

Aunque en un primer momento pueden resultar ambiguas y tal vez dudes si conviene incluirlas o no, lo cierto es que son muy variadas y pueden añadir valor a una determinada candidatura:

Éstas son algunas de las posibles secciones adicionales y, si acabas incluyendo alguna de ellas, es aconsejable no solo enumerar datos, sino hacer una breve descripción de cada una de las actividades descritas especificando la fecha en la que fueron desarrolladas.

Esta información que aportas puede resultar muy beneficiosa para ti si consigues que el responsable del proceso de selección conozca algo más de tu persona y sienta interés por tener más datos sobre ti.

Haz siempre un repaso final de tu CV

Una vez terminada la elaborar tu currículum, es importante hacer una última revisión teniendo muy presentes estos consejos:

  • Si has elegido hacerlo con una herramienta para crear tu currículum online como OnlineCV, partiendo de una plantilla de currículum vitae, tendrás la seguridad de que el formato está correcto en cuanto alineación, márgenes o espacios entre líneas. Si lo has hecho partiendo de cero, es importante revisar estos aspectos, poniendo especial cuidado en que el margen izquierdo se mantenga igual en todo el texto.
  • Recuerda que es básico que un CV resulte fácil de leer. En este sentido, confirma que el tipo de letra favorece la sencilla lectura. Comprueba que has utilizado la negrita, la cursiva o el subrayado de forma correcta, sin abusar, pero consiguiendo que cumplan su función y logren destacar algún aspecto o dato concreto de tu currículum. Así, lograrás centrar la atención del responsable del proceso de selección en aquello que realmente te interesa.
  • Mantén siempre una estructura ordenada y clara con ayuda de los encabezados, títulos y subtítulos y no utilices más de dos tipos distintos de fuentes tipográficas.
  • Por último, dedica unos minutos a hacer una prueba de lectura, es decir, relee tu currículum para confirmar que el resultado es el que tú quieres. Es aconsejable que también lo lea una segunda persona, un compañero o un profesor, que puedan hacerte alguna buena sugerencia o detectar algún fallo.

Con tu CV listo y una carta de presentación apropiada ya puedes optar y presentarte al trabajo de tus sueños.

¿Cómo captar la atención del reclutador desde el principio?

Son cientos los currículum que llegan con la intención de formar parte de un proceso de selección y el responsable de dicho proceso dedicará un tiempo mínimo a cada uno de ellos. Llamar su atención en cuestión de segundos es fundamental.

Tu CV tiene que destacar entre la multitud de documentos que llegan como respuesta a una oferta de trabajo. Un currículum vitae ganador ha de captar la atención de los responsables del proceso de selección y convencerles, de manera clara y concisa, de que mereces una oportunidad.

Para ello, una vez se han definido aspectos como el diseño, el formato o las secciones que van a formar parte del currículum, hay que centrarse en el perfil profesional.

El perfil profesional es una introducción que se sitúa al principio del CV y que hace de resumen previo del contenido que aparecerá en el currículum. Su extensión no debe superar las cuatro líneas.

En este pequeño párrafo, además de destacar brevemente alguna experiencia laboral y/o titulación académica, es importante que hagas referencia a las habilidades profesionales que te convierten el mejor candidato para una oferta de empleo.

Básicamente, la labor del perfil profesional es dejar al reclutador con ganas de más, es decir, que quiera seguir leyendo tu currículum. Para conseguir ese objetivo tienes que ser original y conciso al redactar este breve resumen de tu historial laboral y evitar caer en frases tópicas o redundancias.

¿Qué extensión debe tener un currículum?

Sobre la longitud que debe tener un CV y sobre los contenidos a incluir y a evitar hay distintas opiniones, no obstante, independientemente de las preferencias personales, hay normas básicas que siempre hay que tener presentes.

No hay una extensión que sea siempre la más adecuada, porque dependerá del puesto de trabajo al que aspiras, pero la habitual es la de a o dos hojas en tamaño A4. La extensión de la carta de presentación con la que, tal vez, quieras completar el currículum, es mejor que no supere la primera página, también en A4.

Cualquier información extra que desees incluir (diplomas, certificados…) debes adjuntarla como un anexo y no explicarla en el currículum.

Esto no quiere decir que no puedas hacer un currículum vitae más largo. Hay excepciones. Todo depende de que la información que aportes sea fundamental y resulte realmente relevante para el puesto al que optas.

La mayoría de los currículum vitae estándar se ciñen a una sola página. Prueba a trabajar sobre una plantilla de las que te ofrecemos y solo en caso necesario, prolonga la extensión del currículum.

Recuerda que siempre puedes incluir una carta de presentación como un extra perfecto para explicar, con más detenimiento, algún detalle sobre proyectos específicos realizados, o experiencias importantes para el puesto de trabajo.

Además de plantearte la extensión, seguro que al hacer el currículum tienes más de una duda sobre lo que no puede faltar y lo que, quizá, no deberías poner.

El primer punto es sencillo: incorpora todo aquello que sea relevante. Para no alargarte demasiado te aconsejamos que:

  • No recurras a generalidades o a frases hechas. Sé creativo y personaliza al máximo tu currículum.
  • No incluyas información que no tenga nada que ver con el puesto de trabajo ofertado.
  • Presentes referencias pero no des, en el currículum, datos de contacto. En todo caso, podrías adjuntarlos como información anexa.
  • No abuses del estilo “informal”.
  • No especifiques calificaciones o medias académicas (en un CV de estudiante) salvo que sean realmente excepcionales.

Si quieres acertar con qué poner en un currículum, recurrir a un editor de currículums online es una opción que puede resultarte de lo más práctica a la hora de incluir lo esencial, descartando todo aquello no relevante.

Por qué hacer un currículum vitae utilizando una plantilla

Las plantillas de currículum son una excelente guía para todos aquellos que buscan empleo y quieren disponer de un currículum competitivo de la manera más sencilla.

Tienes a tu alcance distintos tipos de plantillas, enfocadas a sectores diversos y que se adaptan a cada nivel de estudios y experiencia. Currículum sin experiencia, para universitarios o para profesionales. Recuerda que el primer paso es elegir aquella que se adapte perfectamente a tu perfil.

Nuestros ejemplos de currículum vitae permiten a cualquier candidato crear el suyo de manera personalizada, centrando la atención en aquello que más puedan interesar a cualquier seleccionador.

Tienes plantillas que recogen distintos diseños y estructuras para que puedas elegir: cronológicas, que dan prioridad a las habilidades o combinadas. Si lo prefieres, también tienes multitud de ejemplos reales que pueden servirte de modelo y guiarte en cada paso durante la elaboración de tu CV. Elige tu plantilla o modelo de ejemplo y ponte manos a la obra para hacer realidad tu currículum vitae perfecto.

¿Qué no incluir en mi currículum?

Ahora que ya conoces todos los pasos a seguir para escribir un buen currículum, es importante que tengas en cuenta aquellos aspectos que no deben formar parte de tu CV. Son los siguientes:

  • Experiencias, titulaciones o habilidades irrelevantes. No es necesario que pongas datos de tu historial que no aportan nada al puesto al que quieres presentarte como candidato. Además, todo lo que añadas a tu CV y no sume valor, lo único que hará es alargar la extensión de tu currículum innecesariamente.
  • Mentiras o exageraciones de cualquier tipo. Incluir conceptos, datos, experiencias o titulaciones que no son verdad o que simplemente no se corresponden con la realidad es algo que se debe evitar si o si.
  • Expresiones u opiniones controvertidas. Evita incluir temas u opiniones relacionadas con política, religión y derivados que puedan condicionar tu candidatura a un puesto de trabajo. Este tipo de aspectos pueden restarte muchos puntos como candidato e incluso que se te llegue a descartar a pesar de tener un buen perfil profesional.
  • Idiomas que realmente no dominas. Este es un fallo común que comenten muchos solicitantes de empleo. No hay que poner algún idioma extra a toda costa. Solo se deben incluir aquellos en los que, al menos, se tiene un conocimiento demostrable y que puedan servirte de ayuda para desempeñar tu puesto de trabajo.

Con toda esta información a tu alcance, ya solo necesitas empezar a crear tu documento y enviar el currículum vitae a las vacantes que más se adapten a tu perfil profesional