Crear curriculums online

Los idiomas en el CV

¿Cómo y dónde incluirlos?

Conocer y dominar un idioma siempre es algo muy valorado y, para algunos trabajos resulta un requerimiento indispensable. ¿Cómo incluirlos en el currículum de manera acertada, dándoles realmente la relevancia que merecen?… Si te planteas esta cuestión, ten en cuenta los consejos que te damos a continuación para que los idiomas ocupen en tu currículum el lugar y el espacio que les corresponde.

Incluir idiomas en el cv es un punto favorable, pero para saber darles la debida importancia debes plantearte tres cuestiones:

  • ¿Hasta qué punto mis conocimientos de otras lenguas son relevantes para un determinado trabajo?
  • En el empleo al que aspiro ¿hasta qué punto voy a necesitar saber un idioma concreto? ¿Cómo y cuándo tendré que utilizarlo?
  • ¿Cuál es mi nivel real?

Es importante tener claro que los idiomas son habilidades destacables, pero son solo una pequeña parte del conjunto de tu historial académico y profesional. No pueden ser punto de partida en sí mismos porque lo realmente vital a la hora de lograr tus metas es aprender a hacer un buen currículum, teniendo en cuenta tanto su contenido global como su formato.

Solo así lograrás que cumpla si función: despertar el interés de los reclutadores y conseguir entrar en el proceso de selección que te permita optar al puesto de trabajo que deseas.

 

¿Debo destacar los idiomas en el currículum?

Conviene recordar que a la hora de redactar un cv la extensión es importante y no debes poner datos que realmente no sean relevantes para no perder la oportunidad de captar, a la primera, la atención de quien dispone de unos pocos minutos para leerlo. En cualquiera de las secciones de tu currículum debe predominar la información clara, ordenada y concisa.

Tus conocimientos de idiomas han de estar reflejados expresamente en el currículum. Por supuesto, debes hacer que destaquen de manera evidente si son un requisito que demanda la empresa que busca candidatos y también siempre que consideres que el hecho dominar un idioma supone un valor añadido para desempeñar el empleo al que optas.

Piénsalo ¿el hecho de poder hablar inglés, francés o alemán va a influir en el mejor desempeño del futuro trabajo?… si la respuesta es afirmativa, debes hacer que tus conocimientos de idiomas sobresalgan para que, así, tengas la garantía de que tu currículum pasará la habitual primera criba.

Tienes que dar a tus conocimientos de idiomas la importancia debida según las características concretas de cada puesto de trabajo, ajustándolos, además, al tipo de currículum que presentes. Por ejemplo, en un currículum de estudiante los idiomas  son una interesante formación extra, que ayuda a suplir la lógica falta de experiencia, mientras que en un currículum profesional pueden resultar absolutamente imprescindibles y debes intentar focalizar la atención del reclutador en ellos.

¿Cómo y dónde colocar los idiomas en un cv?

A la hora de presentar el cv, es condición indispensable intentar que encaje lo máximo posible con los requisitos expuestos en la oferta de empleo. En este sentido, cada una de las habilidades que describes, debe ayudarte a “venderte” como el mejor candidato, Con los idiomas ocurre exactamente lo mismo.

idiomas en el curriculum vitae

Párate a pensar dónde debes exponer tus conocimientos lingüísticos, según tu nivel y teniendo en cuenta su importancia para el desarrollo del puesto de trabajo que se pretende cubrir.

Tienes varias opciones:

  1. Incluirlos dentro de la sección “Habilidades”, tal vez junto a otros conocimientos como pudieran ser los relacionados con la informática y las nuevas tecnologías. Esta ubicación es aconsejable si los idiomas no son requisito fundamental para el puesto.
  2. Hacer que destaquen como parte de la información que aportas en el apartado “Formación y estudios”. Una posibilidad especialmente recomendable si dispones de algún título académico que certifique tu nivel en un determinado idioma.
  3. Crear una sección (o subsección) específica, “Idiomas” en la que puedas detallar tus conocimientos de uno o varios idiomas. Esta es una opción interesante si los idiomas son indispensables para poder desarrollar con éxito un determinado trabajo. Imagina por ejemplo que te presentas a un puesto de traductor. En este caso, sin duda, tus conocimientos de idiomas son la parte más interesante de tu currículum y deberás darle la debida importancia dedicándoles un apartado propio, donde puedas especificar todos tus estudios y experiencia, haciendo que destaquen del resto de tu formación.

No siempre resulta sencillo saber cómo colocar los idiomas en un cv y para ir sobre seguro, una plantilla de cv te puede resultar muy útil a la hora de crear un currículum ganador que puedas personalizar y presentar con seguridad a cada uno de los puestos de trabajo a los que apliques.

Consejos a la hora de especificar tu nivel de idiomas en tu currículum

Es importante definir con claridad tu nivel de idiomas en el cv. Puede que te interese destacar tu idioma nativo en el currículum o tal vez te venga fenomenal insertar una tabla de idiomas que determine el nivel de conocimientos que posees de varias lenguas. Cada caso es distinto, pero algunos consejos generales para describir con acierto tus habilidades lingüísticas en un cv son:

Plantéate con sinceridad cuál es tu nivel de conocimientos. ¿Hablas esa lengua con la suficiente fluidez? ¿la escribes correctamente? ¿tienes algún título acreditativo? ¿eres bilingüe?

Ten claros algunos conceptos antes de aplicarlos. Por ejemplo:

  • Si aseguras tener un “inglés fluido”, estás diciendo que podrás mantener una conversación de cualquier tema general sin problemas.
  • Si afirmas tener nivel “Proficiency”, específicas que comprendes bien un determinado idioma y que eres capaz de hablarlo pero, seguramente, con algún error gramatical y con un vocabulario limitado.
  • Si defines tu nivel de “intermedio”, están indicando que eres capaz de mantener un diálogo básico y nunca especializado en un área concreta de conocimientos.
  • Un nivel inferior al intermedio, no resulta lo suficientemente relevante para ser incluido en el currículum vitae, salvo en el caso de un cv básico o en el de un currículum de estudiante, que tal vez persiga precisamente optar a un puesto (beca, trabajo de verano, Erasmus, prácticas…)  que incluya el aprendizaje de idiomas.

Si dominas varios idiomas, da prioridad (colocándolo el primero de la lista) a aquel que demandan específicamente en la oferta de empleo. Puedes guiarte usando el pasarporte de lenguas del Europass para ordenarlos.

Si los idiomas son requisito fundamental para el trabajo, aporta el máximo de información respecto a tus conocimientos, con orden y claridad. Detalla tu nivel hablado, escrito, traducción, vocabulario específico de un sector, etc.

¿Debo poner los títulos de idiomas en el currículum vitae?

Si dispones de un título que acredite tu nivel en una determinada lengua, siempre es recomendable incluirlo en el cv. Un certificado de estudios es una magnífica carta de presentación que tendrán en cuenta los responsables de cualquier proceso de selección en el que los idiomas sean condición importante.

Si cuentas con un título reconocido a nivel internacional como el TOEFL (inglés americano), el Proficiency (inglés británico), el DELF (francés) o el DaF (alemán) no dudes en hacer que destaque en la sección “Estudios” o en la de “Idiomas” y si dispones de algún otro título, obtenido mediante cursos o estancias en el extranjero, incorpóralos también especificando el periodo de estudios, el país donde los has cursado y la institución donde los has obtenido.

Si tienes varios títulos, no es necesario que los enumeres todos (recuerda que el cv debe ser conciso), basta con que indiques el de mayor nivel.

No mientas en tu currículum sobre tus conocimientos de idiomas

Incluir conocimientos en una determinada lengua o adjudicarte un nivel que no posees es un error porque, con toda probabilidad, la última parte del proceso de selección, la entrevista final, será en el idioma que se requiere para el puesto de trabajo, por lo que la situación puede llegar a resultarte bastante embarazosa.

Pon en tu cv el nivel de idiomas que realmente tienes, siendo consciente de que seguramente tendrás que hablarlo (escribir y/o traducir) desde el primer día que accedas al puesto de trabajo. Los idiomas en los currículums son importantes, especialmente para el desempeño de determinadas funciones, pero mentir sobre ellos no tiene sentido alguno.

Ten en cuenta que para muchos empleos el nivel de idiomas no es siempre lo más importante. En determinados casos, unos conocimientos mínimos pueden resultar más que suficientes (no necesitas engaños).

Hay muchas maneras de resaltar tus cualidades y puntos fuertes en currículums básicos o en aquellos ideales para personas sin experiencia, por lo que, no es necesario falsear datos de ningún tipo. Aprende cómo escribir un buen currículum y ahórrate el mal trago que puede suponer mentir en el apartado “idiomas”.

Ejemplos de cómo incluir el conocimiento de idiomas en un CV

Tienes dos opciones para acertar a la hora de elaborar un cv ganador en el que los idiomas tengan la relevancia adecuada según el puesto de trabajo al que apliques y teniendo en cuenta el conjunto de todas tus habilidades.

Los ejemplos de currículum de OnlineCV pueden ser el punto de partida para que puedas hacer el tuyo en pocos minutos y con la seguridad de que tu nivel de idiomas será debidamente valorado.

También tienes plantillas que te ayudarán a colocar los idiomas en tu currículum de la manera más conveniente y efectiva. Elige entre modelos de plantillas que los incluyan en la sección “Estudios”, para que, así, puedas especificar tus años de estudios y el título que posees, o entre otras que permiten añadir una tabla de idiomas en tu currículum si, por ejemplo, conoces varias lenguas con distintos niveles de fluidez verbal y escrita.

Según lo que necesite, opta por hacer tu currículum en inglés partiendo de un ejemplo que sea el que más se aproxime a tus preferencias y a tu perfil, o bien prueba con una plantilla que podrás personalizar, determinando tanto el formato idóneo como el contenido. Tener tu currículum vitae con idiomas, con la garantía de que serás seleccionado, está en tu mano.