Crear curriculums online

Europass: el currículum europeo

El CV que unifica los currículums en la Unión Europea

En una Europa cada vez más comunicada y con menos fronteras, la movilidad de los ciudadanos de los 28 socios comunitarios es una constante. Esto facilita la búsqueda de empleo en otros países de la Unión Europea, pero también plantea algunas dificultades a la hora de que un candidato presente sus credenciales ante cualquier empresa comunitaria. Para ayudarnos a enfrentarnos a la tarea de hacer un cv, la Unión Europea impulsó la creación del currículum Europass, un formato de currículum europeo aceptado a lo largo y ancho de la Unión Europea e incluso más allá de sus fronteras.

Pese a su importancia, no todos los ciudadanos comunitarios conocen el Europass y qué es; ni saben que pueden acceder a un editor de currículum Europass con el que diseñar este currículum. Es un documento algo alejado del currículum habitual, ya que por una parte encontramos el propio CV y el Pasaporte de Lenguas; y por otra están el documento de Movilidad Europass, el Suplemento al Título de Técnico o al Certificado de Profesionalidad y el Suplemento al Título Superior, cinco documentos con los que el candidato puede presentar sus capacidades y cualificaciones de forma sencilla y fácilmente comprensible en toda Europa.

 

Características del Europass

Como acabamos de ver, se trata de un modelo de currículum pensado para que los candidatos que buscan trabajo en otro país de la Unión Europea o en organismos comunitarios puedan presentar sus capacidades de forma clara a sus potenciales empleadores. Para ello tenemos este documento que se compone de cinco partes, pero que es muy fácil de rellenar. De hecho, podemos acceder a los modelos o plantillas de este formato de currículum para completarlo o para actualizar el Europass.

Se trata de un modelo de currículum sistemático, cronológico y flexible. Sin embargo, una de las principales características del Europass en comparación con otros formatos de currículum es que con él podemos conectar nuestra formación y experiencia profesional con otras capacidades y habilidades personales, algo que de otra forma es bastante difícil de conseguir y que puede resultar de gran utilidad para los reclutadores que reciben el currículum, ya que les permite conocer más a fondo al candidato.

Otra de las características del currículum Europass es que se trata de un currículum largo, algo que también le ha valido bastantes detractores. A todos nos han explicado que el currículum, cuanto más corto y preciso, mejor; que no debería superar un folio de extensión. Sin embargo, el formato Europass rompe con todos los esquemas y nos permite una extensión mayor sin que el candidato se pueda ver penalizado por utilizar un currículum más largo de lo habitual. De esta forma es más fácil que cumpla con su misión de ofrecernos una herramienta para presentarnos ante los reclutadores.

Si comparamos el modelo de currículum europeo con el currículum tradicional español vemos que el cv europeo es una plantilla, lo que nos permite rellenarlo de forma fácil y rápida mientras que el tradicional responde a un diseño personal, donde el candidato tiene que decidir qué estructura va a seguir. El Europass es un modelo único, cronológico, que sigue una estructura predeterminada y fija mientras que el tradicional puede ser cronológico, pero también funcional o mixto y podemos darle diferentes estructuras. Aquí puedes consultar una guía detallada con la estructura del Europass explicada punto por punto.

Además, en el tradicional las competencias y capacidades no son elementos obligatorios -aunque sí recomendables-, mientras en el currículum europeo siempre aparecen. Otra de las características del currículum europeo es el nivel de idiomas estandarizado a partir de la tabla de idiomas del MCER, cosa que no siempre sucede en el currículum tradicional, pese a la importancia cada vez mayor de este capítulo.

Formato de Europass

Ya hemos dicho que el currículum Europass está formado por cinco documentos, dos de ellos de libre acceso y los otros tres expedidos por las autoridades académicas y formativas correspondientes.

Los dos documentos de libre acceso son los que más nos interesan, ya que el currículum vitae y el Pasaporte de Lenguas son las principales herramientas que tenemos a nuestra disposición para demostrar a nuestros posibles empleadores nuestra valía, experiencia profesional y nuestra formación académica, lingüística, etc.

Para preparar tu currículum siguiendo el modelo Europass basta con rellenar la plantilla. De esta manera tendrás un documento que te ayude a presentar tus capacidades y cualificaciones, y es el documento que deberás presentar sí o sí cada vez que optes a un empleo en otro país de la Unión Europea, o cuando la oferta de empleo así nos los indique. Además, podemos añadir al currículum una carta de motivación que complete nuestra candidatura, siguiendo siempre las directrices de Europass.

El otro documento imprescindible es el pasaporte de lenguas, una herramienta pensada para la autoevaluación de las destrezas y cualidades lingüísticas del candidato. Se trata de una tabla de idiomas, donde aparecen la lengua materna del candidato y otros idiomas que habla. Gracias a la autoevaluación se indica el nivel de comprensión auditiva y lectora, interacción y expresión oral y escritura del titular del pasaporte de lenguas para cada idioma, y también hay espacio para que se indiquen los títulos de idiomas y formación relacionada como cursos de idiomas.

En cuanto al resto de documentos, son los siguientes:

  • El de Movilidad Europass incluye los conocimientos y capacidades adquiridos en otros países comunitarios, como prácticas, participación en programas de intercambio, voluntariados en ONG, etc.
  • El Suplemento al Título de Técnico o al Certificado de Profesionalidad y el Suplemento al Título Superior son documentos que sirven para convalidar los estudios de técnico y formación profesional o superiores respectivamente fuera de las fronteras del país del candidato a un empleo. Se trata de un documento expedido por el centro donde se han realizado los estudios, y que consta de tres partes: los estudios cursados, su contexto nacional y las competencias y capacidades profesionales adquiridas.


A grandes rasgos, podríamos considerar estos suplementos como una versión de la traducción jurada del certificado de estudios, ya que incluye la misma información -además de otros datos complementarios- ya que está traducido a un segundo idioma, en general el inglés. Sin embargo, el suplemento al título no garantiza que se reconozca automáticamente en otro país.

Ventajas y desventajas del Europass

Que se trate de un modelo de currículum paneuropeo no significa que estemos ante el formato perfecto. Igual que pasa con el resto de tipos de currículum, el formato Europass tiene sus pros y sus contras y eso es algo que hay que tener en cuenta a la hora de preparar nuestro currículum o de actualizar el Europass si ya lo hemos hecho. Aunque ya hemos visto algunos de sus puntos a favor y en contra, vamos a desmenuzar las ventajas y desventajas del currículum europeo.

Una de las grandes ventajas del currículum Europass es que lo utilizan más de 30 países europeos, incluidos los 28 de la Unión Europea y otros países del continente lo que facilita la búsqueda de empleo dentro de la Unión. También es un formato de cv ordenado, claro y conciso, muy fácil y rápido de preparar ya que al utilizar una plantilla prediseñada no hay que diseñar nada ni preocuparse por cuestiones como el orden. Otro de sus puntos a favor es que gracias al pasaporte de lenguas refleja a la perfección el nivel de idiomas del candidato, pero también sus capacidades y competencias.

Sin embargo, el hecho de ser un currículum fuertemente estructurado hace que al añadir alguna modificación se rompe el formato estándar, lo que puede implicar la exclusión del candidato del proceso de selección.

Esto cierra las puertas a la creatividad e imaginación del candidato, que ve más difícil llamar la atención de los reclutadores. Al centrarse tanto en cuestiones como los idiomas o competencias de los candidatos, las debilidades pueden quedar muy expuestas.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta es que para los candidatos con una dilatada experiencia que buscan un curriculum profesional que destaque su experiencia, el Europass puede resultar muy lineal, convirtiéndose en un documento pesado de leer para el reclutador.

Eso sí, en el caso de los jóvenes que a penas tienen experiencia profesional es un formato que les permite destacar esas aptitudes relacionadas con la formación, idiomas o habilidades personales, igual que lo haría un currículum funcional. Todas estas cuestiones debes tenerlas en cuenta a la hora de valorar si merece la pena hacerse el Europass o no, aunque nunca está de más contar con él.

Alternativas al Europass

Hay que saber cuándo utilizar el currículum Europass y cuando buscar las diferentes alternativas a este formato. Muchas ofertas de empleo que encontramos en la Red EURES de movilidad laboral en Europa exigen a los candidatos el uso de este formato de currículum, así que no tendremos más remedio que utilizar el currículum Europass. Lo mismo pasa en muchas ofertas de empleo para los organismos oficiales europeos, suelen obligarnos a utilizar el Europass así que no hay alternativa posible.

Es más, a la hora de presentar nuestra candidatura a un empleo en cualquier organismo comunitario no está de más utilizar el formato Europass. Sin embargo, es un currículum largo, y no siempre es la mejor opción.

Por eso, a la hora de postularnos a un empleo en el extranjero podemos utilizar el formato de currículum más común en el país de destino siempre que no nos exijan el uso de un modelo en concreto como el Europass. Eso sí, antes tendrás que hacer un breve trabajo de investigación sobre el modelo de currículum que suele utilizarse en el país en cuestión.

De hecho no existe ningún otro formato de currículum internacional más allá de Europass, que precisamente nació con la idea de ofrecer ese modelo estándar a los ciudadanos europeos dispuestos a dar el paso y trabajar en el extranjero. Así, no podremos utilizar el formato Europass si optamos a un empleo en países como los Estados Unidos, Brasil, Australia, Japón o China, por citar algunos ejemplos, así que tendremos que diseñar un currículum adaptado específicamente al modelo de cv utilizado en esos países.

Para trabajar en España no es recomendable utilizar el formato de currículum europeo. No estamos acostumbrados a ver el Europass, por eso se recomienda utilizar el currículum tradicional, ya sea cronológico, funcional o mixto y reservar el currículum Europass para empleos en el extranjero. Otra opción es personalizar el currículum Europass, de forma que destaquemos cuestiones como el conocimiento de idiomas, nuestras habilidades y logros que así se verán potenciadas a ojos del reclutador. Eso sí, habrá que respetar la extensión máxima de una página.

Modelos y plantillas de currículum europeo

Puedes descargar tu plantilla de cv europeo directamente desde la web de Europass. Otra opción es rellenar el currículum desde la propia página web de Europass y luego publicarlo online, además de descargarlo. De esta forma es más fácil actualizar el Europass a medida que añadimos logros a nuestro currículum. Al tratarse de una plantilla debes prestar atención a completar todos los campos del Europass, siempre de forma veraz, sin dejar ningún campo en blanco. Si buscas otras plantillas de currículum diferentes al europass, puedes consultar todos los modelos que te ofrecemos en Onlinecv.

Junto al modelo de cv europeo, en la web de Europass encontramos una interesante guía para que los usuarios puedan rellenar el currículum. Se trata de un documento disponible en 30 idiomas, incluido el español, con una serie de consejos e indicaciones a seguir mientras rellenamos la plantilla del currículum Europass. Más allá de los consejos básicos, encontramos un modelo de currículum europeo ya hecho junto a una serie de anotaciones que te serán muy útiles a la hora de plasmar tu formación, experiencia y capacidades en tu propio currículum.

Uno de los consejos que encontramos es añadir una carta de presentación Europass que acompañe a nuestro currículum y nos sirva como complemento. El objetivo de la carta de presentación es darse a conocer ante el lector, condensando en forma de texto lo que encontrará en el currículum, para tratar de convencerlo de nuestras capacidades para desempeñar el empleo al que optamos.

Igual que pasa con el currículum, en la web de Europass encontramos un editor para redactar la carta de presentación siguiendo las directrices de Europass. Recuerda que pese a no ser un documento obligado, sí que lo solicitan muchas veces y siempre es recomendable.