Crear curriculums online

El formato del currículum vitae

Aprende a diseñar y dar forma a tu CV

Igual que otros aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elaborar tu currículum, darle la forma apropiada puede resultar complicado. Afortunadamente, tienes plantillas de currículums para todos los perfiles y, además, en esta guía, encontrarás prácticos consejos sobre cómo presentarlo si decides crearlo partiendo de cero.

El formato del currículum es realmente importante. El diseño puede marcar fácilmente la diferencia entre un candidato y otro. Dedica el tiempo necesario a aprender cómo escribir un currículum pero centra también tus esfuerzos en asegurarte de que tienes el formato correcto en todo el cv.

Tu currículum es tu presentación personal. Piensa que seguramente caerá en manos de un seleccionador que dedicará solo unos segundos en leer por encima titulares, encabezados y contenido general antes de decidir si continuar estudiando tu candidatura o simplemente descartarla.

No permitas que éste sea tu caso y lee nuestros consejos sobre cómo dar forma a tu currículum para que sea tu mejor representación. Puedes usar nuestro editor de currículums online para evitar errores simples que puedes costarte muy caro.

Tipos de formato para tu currículum

Diseñar un currículum vitae puede resultar complejo pero, por suerte, hay un montón de trucos y consejos para conseguir que cada formato encaje perfectamente con las necesidades individuales de cada candidato.

Hay varios tipos de formatos para tu currículum. Tres de ellos son los más utilizados y reconocidos aunque, por supuesto, cada uno de ellos tiene sus matices en cuanto a presentación, contenido y prioridades.

Ten presente que estos tres modelos son los comúnmente aceptados y que de ellos tienes multitud de ejemplos de currículum vitae específicos que pueden servirte de guía para elaborar CV

Los tres formatos de currículum entre los que debes elegir a la hora de hacer el tuyo son los siguientes:

Formato cronológico

De los distintos diseños de currículum que cualquiera puede utilizar, el currículum cronológico es el más común.

Refleja sobre todo la experiencia profesional y debe estar organizado siguiendo un orden cronológico sin margen de error, empezando la enumeración siempre por la experiencia más antigua.

En el formato de CV cronológico inverso sucede justo al revés, ya que se sitúa primero la experiencia más reciente y por último la más antigua.

Formato funcional

Parte y se centra en otro punto de vista. El formato de CV funcional enfatiza en las habilidades que posee el candidato y que lo convierten en la persona idónea para ese puesto de trabajo que ha de ser cubierto.

Se estructura teniendo en cuenta cualidades y experiencias laborales y vitales, sin que tenga que existir necesariamente un orden cronológico.

Formato combinado

Es una mezcla perfecta entre los dos modelos de CV anteriores. El formato de currículum combinado también se conoce como modelo híbrido.

Este formato usa tanto el orden cronológico, sobre todo a la hora de describir de manera organizada el historial profesional, como el formato funcional, cuando toca centrarse y hacer destacar las aptitudes de un candidato como las más adecuadas para desempeñar un puesto de trabajo.

Escoger el modelo ideal para cada CV

Nunca olvides que un currículum siempre debe estar personalizado. Cada formato tiene sus pros y sus contras y deberás tenerlos en cuenta a la hora de elegir el formato idóneo según tu perfil.

Para seleccionar el formato perfecto para tu currículum, echa un vistazo a estos consejos para conseguir un currículum que encaje con tu perfil y que muestre realmente tu carácter personal y profesional.

  • Formato cronológico. Ideal para candidatos con una buena trayectoria profesional continuada que buscan seguir con su carrera ascendente en su mismo sector.
  • Formato funcional. Encaja perfectamente, por ejemplo, para un currículum de estudiante o para aquel de una persona que posee poca experiencia destacable. También es el más adecuado para candidatos que tienen periodos de tiempo sin actividad en su historial profesional.
  • Formato combinado. Perfecto, entre otros casos, para intentar un cambio de sector o para aquellas personas que han desarrollado trabajos en industrias o empresas muy diversas y que cuentan con múltiples habilidades que los convierte en trabajadores versátiles con gran capacidad de trabajo y adaptación.

Consejo: recuerda que, además del CV, puede resultarte muy útil incluir una carta de presentación que fortalezca tu candidatura y que amplíe tus opciones de acceder al puesto de trabajo al que optas.

Un modelo para cada perfil profesional

Cada candidato necesita no solo elegir el formato idóneo a su perfil profesional y adaptarlo de manera que encaje perfectamente con lo que quiera presentar para ser el mejor candidato.

El mejor método, que puede ayudarte a elegir qué formato utilizar, es analizar tus necesidades personales para descubrir con qué diseño te resultará más fácil dar forma a ese perfil que encaja perfectamente con la vacante ofertada.

Todo resultará más fácil recurriendo a un creador de currículum online u optando por completo una plantilla que te guíe durante todo el proceso de elaboración de un currículum personalizado y optimizado.

Los tres tipos de perfiles profesionales encajan en los siguientes currículum:

  • Currículum para estudiantes. Un estudiante puede recurrir a una efectiva plantilla u optar por un tradicional formato cronológico a la hora de hacer un currículum que incluya los proyectos,  prácticas o trabajos realizados durante su periodo de formación como parte de su experiencia. Esta plantilla o modelo de CV está pensado para poner el foco en su educación supliendo la carencia de experiencia en el mundo laboral.
  • CV básico sin experiencia. Sigue un formato similar al anterior porque hablamos de una situación parecida pero, en este caso, con los estudios finalizados. El formato combinado es el más acertado, porque suma los beneficios del currículum cronológico y los del formato funcional.
  • Currículum profesional. Existen distintas opciones, pero uno de los formatos más recomendables para este caso, es el cronológico inverso, porque es ideal para destacar y hacer valer el progreso conseguido en el tiempo desempeñando distintas labores en un mismo sector. Este formato es ideal para hacer un CV profesional.

A tener en cuenta: para aquellos que cuenta con una larga trayectoria profesional en un sector pero quieren dar un giro a su carrera, el formato cronológico no es el más adecuado porque se centra demasiado en la propia experiencia.

El formato perfecto para un CV básico

El objetivo del formato de un currículum vitae básico debe ser asegurar que el futuro empleador leerá ese documento y te situará en la lista de posibles candidatos a ocupar la vacante ofertada.

Para que esta situación tenga lugar, los aspectos más importantes a incluir en tu currículum básico son los siguientes::

  • Perfil profesional. Después de los datos de contacto, es la primera parte que debe tener un formato de CV básico, ya que te servirá a modo de presentación o introducción. Trata de captar la atención de los responsables del proceso de selección en solo unas pocas líneas en las que quede recogido tu perfil profesional, tu trayectoria laboral y también tus habilidades y aptitudes más interesantes.
  • Experiencia laboral. En este apartado tienes que destacar los detalles más interesantes de tu historial profesional (sobre todo aquellos relacionados con el puesto al que optas). Es importante hacer hincapié en los logros obtenidos a la largo de tu carrera profesional.
  • Formación académica. Otra de las secciones imprescindibles es la dedicada a los estudios. Aquí deben quedar reflejados todos los cursos, diplomas académicos, títulos o formaciones que hayas obtenido y realizado a lo largo de los años.
  • Habilidades. En la actualidad, resulta fundamental que un currículum describa las competencias y aptitudes profesionales del candidato. Por tanto, te aconsejamos que incluyas esta sección listando aquellas habilidades que te convierten en el candidato ideal.
  • Por último, para lograr que tu currículum sea único, puedes añadir secciones o sub-apartados que consideres convenientes para completar tu CV y dar a conocer todo tu potencial a los empleadores. Incluye por ejemplo, tus conocimientos teóricos y prácticos sobre las nuevas tecnologías de la información, los idiomas que dominas, las prácticas que puedas haber realizado, las actividades de voluntariado, los galardones o reconocimientos conseguidos. En definitiva, todo aquello que consideres que refuerza tu candidatura.

OnlineCV te ofrece claves y consejos para que elijas el mejor formato para tu currículum. Si quieres saber cómo hacer tu CV y conseguir el trabajo de tus sueños, prueba este editor de currículum en línea. ¡Es muy sencillo!

Consejos para el formato del currículum

A continuación, te mostramos algunos consejos básicos sobre cómo lograr el mejor formato para tu CV, ideales tanto si quieres destacar con tu primer currículum de estudiante como si buscas actualizar tu CV para mostrar tu mejor perfil profesional de cara a nuevas oportunidades. Toma nota:

  • Recurre siempre a encabezados simples y llamativos con los que resulte muy fácil encontrar la información esencial.
  • Nunca utilices una tipografía difícil de leer. Mejor escribe en fuentes de texto típicas como Times, Calibri, New Roman o Arial. Intenta que tenga un tamaña de letra de 10-12.
  • Justifica el texto y mantén siempre alienado el margen izquierdo.
  • Resalta con negrita, asteriscos o guiones cualquier trabajo o habilidad que puedan marcar la diferencia en tu CV.
  • coherente con los recursos tipográficos que utilizas. Por ejemplo, si pones en negrita el nombre de una empresa en la que has trabajado, haz lo mismo con todos los nombres del resto de empresas que indiques.

Estos sencillos trucos de estilo contribuirán a que tu CV destaque y conseguirán que resulte más sencillo de leer, superando incluso las ATS (Applicant Tracking System) responsables de ese primer corte que no pasan muchos currículum por tener un formato inadecuado.

Además, hay que recordar la importancia de hacer una revisión final de cualquier currículum antes de presentarlo a un puesto de trabajo. Antes de enviar tu CV confirma que no hay errores ortográficos o gramaticales, que no incluyes cambios inesperados en el tamaño o en el tipo de letra o que no existe cualquier otro fallo que acabe con tus opciones a la hora de optar a una vacante.

Finalmente, asegúrate también de incluir las palabras clave y de haber adaptado perfectamente un modelo de currículum que sea coherente con tus necesidades personales y profesionales.