Crear curriculums online

Los Objetivos profesionales en el currículum

Haz que tus planes profesionales para el futuro hablen sobre ti

Uno de los apartados más desconocidos y que más dudas despiertan a la hora de redactar nuestro currículum es el objetivo profesional. Si no sabes qué poner al principio de un CV, el objetivo es una buena forma de presentarte ante los reclutadores que recibirán el currículum y decidirán si tu perfil se ajusta a lo que están buscando o si te descartan.

Los objetivos profesionales son una parte cada vez más común en los currículums. Por ejemplo, en el caso del Europass no está una sección objetivo como tal, pero si puedes añadir un apartado indicando el tipo de puesto al que aspiras.  de así que vamos a ver

¿Cómo empezar un cv hablando de los objetivos que tenemos en nuestra carrera profesional? .No olvides que el currículum siempre deberá empezar con los datos personales y de contacto, y a continuación incluiremos nuestro objetivo profesional.

Tampoco podemos excedernos en el espacio que le dediquemos, será un pequeño párrafo de unas 4 o 5 líneas como máximo donde, igual que en el resto de nuestro currículum, seremos claros y concisos al exponer nuestros objetivos y cómo encaja en esa meta el puesto de trabajo para el que hemos presentado el currículum que estamos redactando.

 

¿Qué es un objetivo profesional?

Antes de plasmar sobre el papel tu objetivo laboral, es imprescindible que tú tengas claro cuál va a ser el siguiente paso de tu carrera. Esta claridad de ideas te ayudará a redactar los objetivos cuando prepares el currículum, pero también te será de gran utilidad cuando te pregunten por ello durante una hipotética entrevista de empleo.

Lógicamente, es necesario que el objetivo que aparece en el currículum y el que menciones en una futura entrevista coincida así que deberás tomarte en serio esta cuestión.

Tendrás que aprender a diferenciar entre objetivo y perfil profesional, ya que el segundo te ayudará a configurar el primero. El objetivo profesional responde a una pregunta, qué quiero en el empleo que busco; y para responder a ello tendremos en cuenta aspectos como la formación, experiencia y habilidades que tenemos (perfil profesional), pero también otras cuestiones como nuestro plan de vida, por qué una oferta de empleo despierta nuestro interés hasta el punto de enviar un currículum, qué esperamos de ese empleo, etc.

Pero en los objetivos profesionales no basta con incluir lo que buscamos en un puesto de trabajo, también hay que hablar de lo que podemos aportar a la empresa. Los reclutadores esperan que si un candidato se toma la molestia de enviarles el currículum es porque tiene que ofrecer algo a esa empresa en la que aspira a trabajar.

Si no puedes aportar nada o tus objetivos no cuadran con lo que te puede ofrecer esa empresa, quizá deberías pararte a pensar si enviar ese currículum tiene sentido o si te lo puedes ahorrar.

Ese “qué ofrezco” a la empresa que ha publicado la oferta de empleo también debes recordarlo en la entrevista de empleo, ya que es otra de las cuestiones que suelen hacerse habitualmente durante el proceso de evaluación de candidatos a ocupar un empleo. Así, podemos llegar a la conclusión de que los objetivos laborales son la suma de lo que buscas en un empleo y lo que puedes ofrecer a ese puesto de trabajo en concreto; podríamos decir que los objetivos son el vínculo que une tu perfil profesional con el empleo al que aspiras.

También debes tener claro que el objetivo profesional puede ser muy útil a corto plazo, pero a medio y largo plazo pierde su efectividad. Esto no quiere decir que no tengamos que prestarla toda la atención que se merece en la redacción del currículum, pero está claro que en un primer momento el reclutador buscará candidatos con unos objetivos acordes al puesto que se ofrece, pero es fácil que cuestiones como la formación o la experiencia del candidato tengan más peso que el objetivo laboral del candidato a la hora de tomar la decisión final.

¿Cómo utilizar el objetivo profesional en el CV?

Precisamente para compensar ese papel secundario en comparación con otros apartados de nuestro currículum hay que saber utilizar bien el objetivo profesional a la hora de redactarlo. La primera clave para ello es adaptar el objetivo a la oferta de la empresa, algo que ya hemos mencionado antes. Por ejemplo, si se ofrece un empleo temporal no hablaremos de un objetivo a largo plazo, nos centraremos en lo inmediato; cuando la oferta incluya la posibilidad de continuar bastante tiempo hablaremos de estabilidad, etc.

Muchas veces hacemos un pequeño trabajo de investigación para informarnos sobre la empresa a la que vamos a enviar nuestro currículum:

  • a qué se dedica,
  • sus principales funciones,
  • su cultura empresarial,
  • quién está detrás, etc.

Podemos aprovechar ese trabajo previo para preparar un objetivo profesional que se adapte al día a día de esa empresa.

En caso de no hacer ese trabajo previo o de no encontrar ningún resultado, siempre podemos intentar generalizar con el tipo de puesto ofertado, el sector, etc.

Esto es realmente importante en el caso de los candidatos sin experiencia, que pueden encontrar en los objetivos profesionales el escenario ideal para presentarse como un candidato dispuesto a dar el máximo por la empresa y aprender en un escenario real a la vez que aplica todo lo que ha aprendido durante su etapa formativa, destacando sus habilidades, cualificaciones, etc. De hecho, cuando se trata de un currículum sin experiencia, o sin experiencia ni formación, el objetivo profesional es uno de los puntos que no deberían faltar.

También podemos utilizar este punto del currículum para demostrar nuestro compromiso con la empresa y el puesto de trabajo al que optamos, una implicación que siempre es bien recibida por parte de los reclutadores. Así, si el puesto no se ajusta exactamente a nuestras características profesionales se puede argumentar que el objetivo final es desarrollar una carrera dentro de la empresa para ir subiendo escalones poco a poco y alcanzar el nivel que nos corresponde por formación, trayectoria, etc.

El hecho de incluir tus objetivos laborales en el currículum da la imagen de un trabajador con un plan por delante, una idea, un objetivo en mente y un plan para conseguirlo. Los reclutadores suelen preferir a trabajadores con las ideas claras que a candidatos que se arriman a donde sople el viento, que un día apuesten por unos objetivos y al día siguiente tengan otra idea en mente.  Esa claridad puede ser el factor diferenciador frente a otros candidatos, y esa es una oportunidad que no deberías dejar escapar.

En el caso de los currículums profesionales, para candidatos con mucha experiencia, el objetivo profesional en el cv es una forma muy útil y sencilla de adaptarlo a cada puesto de trabajo. Enumerar tus principales aptitudes, habilidades y conocimientos pensando en el puesto al que aspiras es una forma muy efectiva de llamar la atención de los reclutadores. I

¿Cómo redactar el objetivo profesional en el currículum?

Recapitulando lo que hemos visto hasta ahora, el proceso de redacción de los objetivos para un currículum básico empieza por hacernos un pequeño guión con nuestro perfil profesional y lo que le puedes ofrecer a la empresa, sin olvidar los que esperas de cara al futuro, tanto en lo relativo a las metas profesionales que te has puesto como en lo relacionado con el tipo de oferta de empleo a la que vas a responder.

En ese guión también debes anotar lo más interesante de esa oferta de empleo, lo que más te atrae o cómo responde a tus motivaciones.

Cuando tengas preparados esos puntos a destacar en los objetivos, es el momento de plasmarlos en el currículum. Recuerda que debes ser breve y conciso, y en ese pequeño espacio dedicado a los objetivos para cv debes destacar tu interés en la vacante, tu experiencia y conocimientos ligados con ese puesto de trabajo (qué puedes aportar), tu calidad como trabajador y qué te puede aportar a ti como trabajador ese puesto de trabajo. Visto así puede parecer algo muy difícil, pero verás que es más fácil de lo que aparenta ser.

La redacción de los objetivos es uno de los aspectos donde más atención debes prestar al actualizar tu currículum para una nueva oferta de empleo, ya que aunque tus objetivos personales suelan ser los mismos de una empresa a otra es fácil que tengas que modificarlos para que acaben de cuadrar con lo que está buscando la empresa en cuestión. Esto no quiere decir que vayas a mentir en los objetivos para conseguir un empleo, pero sí que tengas cuidado con no meter la pata en este punto del currículum, ya que podrían descartarte por ello.

Consejo: Adapta tu objetivo profesional a cada oferta. Será una de las mejores formas de diferenciarte del resto de candidatos.

Más allá de centrarnos en la vacante, demostrar nuestro interés en el puesto o hablar de lo que le podemos aportar a la empresa y lo que nos puede aportar ese empleo, cuando vayas a redactar las aspiraciones profesionales de tu currículum hay una serie de aspectos a tener en cuenta, como no ser o sonar arrogante ante el reclutador que lea el currículum.

Una cosa es conocer nuestros puntos fuertes, esos aspectos en los que podemos destacar frente a otros candidatos y utilizarlos a nuestro favor, pero podemos hablar de ello desde un punto de vista humilde.

Otro error bastante común es centrarse solo en nosotros, ignorando a la empresa. Cierto que a priori los objetivos profesionales son algo personal, de ahí que históricamente esta parte del cv se haya centrado única y exclusivamente en el candidato; pero las cosas han cambiado.

Esa visión personal del candidato se considera algo egoísta, donde el candidato exige a la empresa que cumpla con sus demandas, pero no explica qué hará para cumplir sus objetivos. De ahí que los objetivos responden al qué quiero y al qué ofrezco.

Finalmente, hay que evitar el uso de frases recurrentes, tópicos o que no aporten nada al objetivo del currículum, más allá de rellenar un espacio que puede ser muy valioso. Trabajar en una empresa con éxito, seguir aprendiendo o mejorar el funcionamiento de una empresa (ya funciona bien, no hace falta mejorar su funcionamiento) son algunas de estas frases que podemos omitir en nuestro currículum. Si no sabes qué poner, quizá sea preferible no añadir nada más a utilizar estas frases vacías de contenido

Ejemplos de objetivos profesionales para el CV

No te costará nada dar con frases para iniciar un currículum hablando de tus objetivos profesionales. Es una cuestión muy personal, no todo el mundo tiene los mismos objetivos profesionales, así que por muchos ejemplos de objetivos laborales que puedas encontrar siempre puedes utilizarlos como fuente de inspiración y adaptarlos a tus objetivos. En este sentido, la originalidad es un plus y nos puede ayudar a evitar el uso de las típicas frases para currículum que los reclutadores han visto miles y miles de veces y que no les dicen nada.

La búsqueda de ejemplos de objetivos para el currículum es muy interesante, por ejemplo, para los candidatos sin experiencia profesional que quieren dar el salto al mercado laboral pero que no saben cómo abordar esta parte de su currículum.

Para evitar caer en errores pueden inspirarse en ejemplos, utilizando frases como “ poner en práctica todos los conocimientos adquiridos durante la carrera”, “una empresa que me permita crecer a partir de mi desempeño, logros y aportaciones” o “aprovechar mi experiencia en prácticas para ayudar a la empresa a lograr sus objetivos”.

Dar lo mejor de nosotros personal y profesionalmente, el crecimiento personal y profesional, buscar esa estabilidad laboral que nos ofrece una empresa, señalar las aspiraciones de seguir creciendo en la empresa junto a la empresa de las que ya hemos hablado en un plan a largo plazo, contribuir a los objetivos de una gran empresa…

Todas estas fórmulas son ejemplos de frases que puedes utilizar en los objetivos profesionales de tu currículum y que te servirán para demostrar tu interés y compromiso con la empresa, además de tus habilidades y capacidades.

Aprovecha también las oportunidades que nos brindan las plantillas de currículums online y los ejemplos o modelos que encuentres para inspirarte a la hora de redactar los objetivos profesionales en tu currículum.

Como hemos dicho, es fácil que tus aspiraciones profesionales no sean el factor más importante a la hora de convocarte a una entrevista de empleo, pero sí que es verdad que puede tener un papel destacado, y unos objetivos laborales acorde a la filosofía de la empresa y a lo que propone la oferta de empleo puede ayudarte a conseguir tu próximo puesto de trabajo.