Cómo redactar una carta de presentación para cambiar de trabajo

Cómo redactar una carta de presentación para cambiar de trabajo

Tomar la decisión de embarcarte en una nueva carrera profesional es un gran paso. Ahora bien, convencer a un gerente de recursos humanos de que eres la persona adecuada para un nuevo sector laboral puede ser todo un desafío.

Una carta de presentación para cambiar de trabajo debería explicar por qué estás buscando empezar de cero en otro sector y demostrar que puedes ser un empleado valioso en una industria diferente.

Si estás en esta situación y no sabes cómo hacer tu carta de presentación, has llegado al lugar indicado. En los siguientes apartados te mostraremos todos los pasos para crear el documento perfecto. ¡No te lo pierdas!

Introducción: explica por qué eres un buen candidato/a

El párrafo de apertura de este tipo de documento puede ser simple y directo y no tiene por qué diferir demasiado de la introducción de una carta de presentación estándar.

Utiliza el inicio de tu carta para indicar el puesto que estás solicitando y dónde viste la vacante ofertada. Si fue un contacto personal quien te lo recomendó, mencionarlo por su nombre ayuda a personalizar la carta y demuestra que tienes contactos en el sector.

Este párrafo también se puede utilizar para mencionar una habilidad o capacidad clave que te haga apto para el puesto. Preferiblemente que sea una habilidad mencionada en la oferta de empleo.

Por ejemplo, un administrativo que quiere cambiar a contable y menciona que está familiarizado con las hojas de cálculo de Excel.

Cuerpo de tu carta para cambiar de trabajo: sé sincero/a

Tradicionalmente, el cuerpo de una carta de presentación se utiliza para explicar las habilidades y experiencias previas.

Sin embargo, cuando se trata de hacer un cambio de sector profesional, vale la pena ser sincero acerca de por qué ha decidido pasar a una nueva área de trabajo para adelantarte a cualquier pregunta que pueda tener el lector.

Trata de mantener esta explicación de forma positiva y evita cualquier referencia no profesional a empleadores, ex compañeros o clientes anteriores.

Utiliza el cuerpo de tu carta de presentación para cambiar de trabajo para asegurarle al gerente de contratación que estás totalmente comprometido con ser parte de una nueva industria.

Ofrecer una breve explicación sobre por qué estás interesado en el nuevo campo. Explica cómo tu experiencia laboral anterior te permitirá hacer una contribución valiosa a la empresa a pesar de ser un recién llegado al nuevo sector.

Por ejemplo, una década de trabajo en un entorno minorista con un importante contacto con el cliente puede hacer que tengas las habilidades de comunicación y de servicio al cliente necesarias para trabajar como recepcionista.

Destaca las habilidades transferibles

Siempre que sea posible, pon ejemplos específicos de tu historial profesional donde destaquen tus habilidades transferibles.

Por ejemplo, si supervisaste un equipo de personas anteriormente, menciona el número concreto de miembros del grupo para mostrar tu capacidad de liderazgo y gestión.

O, si eras dueño de tu propio negocio y lo creaste desde cero, indica la cantidad de clientes que llegaste a tener en tu mejor momento.

Las habilidades blandas pueden ser tan demandadas como las habilidades técnicas. Menciona los puestos de liderazgo que hayas desempeñado o los proyectos que requieran un alto nivel de colaboración. Describe cualquier rol de mentor que hayas desempeñado.

Explica los espacios en blanco en tu currículum

Es posible que estés explorando una nueva carrera profesional como resultado de un despido o porque estás regresando al mercado laboral después de haber tenido hijos.

Si bien los espacios en blanco en el currículum son frecuentes, tu carta de presentación para cambiar de trabajo tiene que explicar los motivos de estas “brechas laborales”. Sé sincero/a sobre el motivo por el que ha estado sin trabajo, pero no profundices en demasiados detalles.

Describe cómo utilizaste el tiempo para mantenerte al día de las novedades que pueden ser útiles en tu nueva carrera: dominar diferentes tipos de software o realizar un curso o formación.

Piensa en cualquier actividad en la que participaste durante tus espacios en blanco y de qué forma te permitió desarrollar habilidades relevantes para el nuevo sector profesional.

Por ejemplo, es posible que hayas trabajado como tesorero de una empresa, lo que te ayudó a adquirir habilidades de contabilidad, elaboración de presupuestos y creación de informes.

Cierre: adopta un enfoque proactivo

Al final de tu carta de presentación para cambiar de carrera, agradece al reclutador por tomarse el tiempo para leer tu solicitud. No temas sugerir un próximo paso del proceso.

Puedes escribir, por ejemplo, que está disponible para una reunión en persona o para hablar por teléfono y abordar cualquier pregunta que pueda tener el gerente de contratación o proporcionar información adicional.

Cierra la carta con una palabra o frase o palabra apropiada como “Saludos cordiales” o «Atentamente» y luego tu nombre completo y apellidos.

Asegúrate de revisar detenidamente tu carta de presentación para garantizar que no tiene faltas de ortografía, errores gramaticales o información incorrecta. Si no estás seguro de si tu documento para cambiar de trabajo es lo suficientemente convincente, te recomendamos hacer uso de nuestro editor en línea.

En OnlineCV tendrás a tu disposición una gran cantidad de plantillas de carta de presentación y currículum, así como el asesoramiento de expertos en la materia. ¡Ahorra tiempo y consigue el mejor resultado posible!