Incluir las prácticas profesionales en el currículum

Las prácticas son un elemento que debería incluirse siempre a la hora de hacer un currículum, ya que pueden aportar mucha información valiosa sobre ti y sobre tus inicios en el mundo laboral.

La principal diferencia al añadir las prácticas profesionales dependerá de si necesitas un CV de estudiante o un CV profesional, en ambos casos se incluirán pero de forma distinta.

Cuando solamente tienes experiencia en el ámbito de las prácticas profesionales tendrás que añadirlas dentro del apartado de “experiencia laboral”, especificando siempre que se trataba de unas prácticas.

Ahora bien, si además de haber trabajado como becario en alguna compañía has realizado otros puestos laborales, puedes diferenciarlos en tu currículum, separándolos en dos grupos: uno correspondiente a tu experiencia laboral y otro exclusivo para detallar tus prácticas y qué has aprendido de ellas (siempre que tenga sentido hacerlo).

A continuación, queremos poner a tu disposición algunos consejos más detallados sobre cómo deberían añadirse las prácticas en el currículum y la importancia de incorporarlas.

¿Cómo incluir las prácticas profesionales en el currículum?

Destacar el número de horas de prácticas que has hecho

Puede resultar un plus y debes hacerlo si crees que es relevante ya que no es lo mismo completar 240 horas de prácticas en 3 meses que en 5. Dar fortaleza y visibilidad a lo que has conseguido/aprendido en poco tiempo será un aspecto importante a tener encuentra para conseguir futuras entrevistas de trabajo.

El nombre de la empresa es secundario

Lo realmente importante no es dónde las has hecho sino lo que has aprendido con ellas y las capacidades adquiridas. La excepción es cuando la compañía es conocida, entonces especificar el nombre será más relevante ya que podría tener mayor repercusión para ti.

Incluye información que sea útil para el posible empleador

Lo ideal sería incluir una muy breve descripción de la empresa en caso de ser una compañía desconocida para la gran mayoría y centrarse más en aspectos más importantes como lo que has aprendido, tus logros durante tu estancia como becario o hacía qué te abrió las puertas haber realizado esas prácticas.

Personalizar las prácticas

Es probable que hayas realizado varias prácticas y que no todas sean iguales o tengan que ver con el puesto al que quieres aplicar. Entonces será el momento de filtrar y quedarse con las que mejor se ajusten al trabajo que buscamos. Este consejo además de para las prácticas profesionales sirve para cualquier experiencia laboral que añadamos: es fundamental personalizar el currículum a lo que busca el empleador.

Incluir a tu tutor de prácticas en la empresa dentro de las referencias

Si tu experiencia laboral es limitada puede ser un buen contacto para futuras empresas dispuestas a contratarte y deberías aprovecharlo. Ahora bien, primero deberás pedirle permiso a la persona que te ha tutorizado durante tus prácticas laborales para contar con su consentimiento y conocer su opinión respecto a tu trabajo durante ese periodo.

Adjuntar tu certificado de prácticas

Son muchas las empresas que emiten estos certificados, si cuentas con ellos deberás agregarlos a los anexos del currículum. De este modo quedará reflejado que has cursado un periodo de prácticas o una beca. Es la forma más sencilla de demostrar que cuentas con la experiencia laboral necesaria para ocupar un puesto de trabajo, aprovéchala.

¿Te han contratado después de las prácticas?

Este apartado podría ser el más importante. El objetivo principal de realizar unas prácticas profesionales es optar a un puesto de trabajo tras la finalización de las mismas. Si gracias a tu esfuerzo y tu trabajo duro has conseguido superar el periodo de prácticas y has sido contratado, tienes que destacarlo. Esto hablará muy bien de ti y de tus cualidades como empleado.

Ahora que ya conoces cómo incluir tus prácticas laborales puedes utilizar las plantillas de currículum para descargar y adaptar tu candidatura al puesto al que vas a optar. Con estos modelos de CV con prácticas podrás evitar la mayoría de los errores habituales y no tendrás que preocuparte de que la apariencia de tu currículum te reste valor, sino todo lo contrario.

 

Una vez tengas tu CV listo, quedará reflejada toda la información que transmitirás al posible empleador sobre tu experiencia como becario, lo que te han aportado y lo que tu puedes aportar a la nueva empresa con los conocimientos que has adquirido. Entonces será el momento de prepararte para las futuras entrevistas de trabajo que vendrán. ¡A por todas!