Las soft skills más demandadas por las empresas

¿Qué son las soft skills o habilidades blandas?

Las habilidades blandas son aquellas que forman parte de la personalidad del trabajador, es decir, se trata de aspectos que no han sido adquiridos mediante el aprendizaje al uso. Son, por lo tanto, una serie de habilidades con las que cuenta cada persona y que puede hacer uso de ellas de manera directa e indirecta con repercusiones positivas en el desempeño de su trabajo.

Son cada vez más las empresas que dan valor a las soft skills o habilidades blandas a la hora de contratar a un empleado. Más allá de los títulos académicos o la experiencia laboral, estas competencias blandas pueden suponer un plus a la hora de ser contratado. Es por ello que, dependiendo del puesto de trabajo al que se desea postular o del tipo de empresa, será conveniente añadir las habilidades blandas en el currículum vitae. Este tipo de habilidades son la resolución de problemas, la creatividad, la comunicación oral o la capacidad de adaptación, entre otras muchas más.

No dudes en usar las plantillas para curriculum que ofrece OnlineCV para saber como colocar estas habilidades blandas en el currículum vitae y conseguir el mejor resultado posible.

soft skills en el curriculum vitae

Diferencia entre habilidades blandas y habilidades duras

Resulta muy difícil resaltar la importancia de las habilidades blandas o simplemente definir qué son y para que se utilizan sin hacer una explicación previa de cuáles son las hard skills o habilidades duras:

    • Las competencias duras son aquellas que se pueden aprender y que son esenciales para el desempeño de una actividad concreta. Por ejemplo: es necesario aprender a conducir y tener un carnet para poder realizar el ejercicio de la conducción.
    • A un nivel laboral más concreto, las habilidades duras serían: los idiomas que se conocen, los títulos que se poseen o el uso de programas de ordenador, entre otras muchas.
    • Por contraposición, las habilidades blandas o soft skills serían: el liderazgo, la adaptabilidad, la motivación, etc.

Es por ello que la diferencia más significativa entre las habilidades blandas y las duras es que mientras que la mayoría de competencias duras se pueden enseñar a un empleado (utilizar un programa concreto de ordenador), las soft skills son más propias de la forma de ser del trabajador (personalidad amigable).

¿Qué 7 soft skills se deben incluir en el currículum vitae?

En el siguiente cuadro encontrarás una lista con las habilidades soft más demandadas por las empresas en la actualidad:


Resolución de problemas
Para los reclutadores cada vez son más importantes los perfiles de trabajadores que cuentan con la habilidad de resolver los problemas que aparecen cada día en una empresa. Disponer de capacidad de análisis respecto a las situaciones desfavorables y saber atajarlas con paciencia y efectividad hará que te posiciones por delante de otros candidatos en igualdad de condiciones.

Capacidad de adaptación
Se trata de una soft skill muy potente a la vez que demandada por los profesionales de recursos humanos encargados de la contratación de personal. Es propia de aquellas personas que no les cuesta adaptarse a los cambios o proyectos de su compañía. Si cuentas con la competencia blanda de la adaptabilidad no dudes en resaltarlo en tu CV

Comunicación oral
Esta competencia blanda es realmente importante. Si posees la capacidad de comunicarte de forma óptima con tus compañeros de trabajo, de manera que entiendes lo que quieren transmitirte, al mismo tiempo que haces entender lo que expresas, serás alguien muy válido para desempeñar cualquier puesto de trabajo.

Trabajo en equipo
El rendimiento individual es muy importante para cualquier posición laboral. No obstante, saber colaborar con tus compañeros contribuyendo en los resultados del conjunto, te da un valor extra como candidato. Esta habilidad es especialmente reclamada para aquellas compañías o puestos de trabajo que requieren de coordinación y trabajo en conjunto.

Manejo del tiempo y organización
Son dos habilidades blandas que van unidas y que, de contar con ellas, te harán ser un candidato potencial para cualquier empresa. Si sabes cumplir con los tiempos y fechas de entrega, al mismo tiempo que llevas un buen orden y organización de las tareas, destácalo en tu currículum.

Personalidad amigable
Ser alguien cercano con el resto, con una forma de ser que inspira confianza y que genera “buen rollo” a los compañeros de trabajo, resulta muy útil para hacer equipo. Cada vez son más las empresas que buscan esta habilidad en sus plantillas. Si te consideras una persona abierta y empática, no dudes en plasmarlo en tu CV.

Ser creativo
Esta es otra habilidad blanda que resulta importante para muchos puestos de trabajo, especialmente para aquellos en los que la creatividad es un aspecto fundamental: diseñador gráfico, creadores de contenido, etc. Ser creativo puede marcar la diferencia entre algo mediocre o común y algo excepcional y original.