Cómo empezar un carta de presentación

La finalidad del currículum está bastante clara para la mayoría de las personas: un documento que muestra a los posibles empleadores el historial de trabajo, la formación académica y las habilidades en un formato listado que explique cada uno de estos aspectos de forma exhaustiva.

Sin embargo, cuando se trata de entender el propósito de una carta de presentación y lo que significa o, especialmente, cómo escribir una buena carta de presentación, los usuarios se sienten más confusos y no saben responder a estas y otras preguntas relativas a las cartas de presentación.

Antes de nada, tienes que tener claro que las cartas de presentación (también pueden ser cartas de motivación o cartas de autocandidatura) se hacen para acompañar al currículum vitae en su trayecto a través de los procesos de búsqueda y solicitud de empleo. 

Hacer una carta de presentación no tiene porque ser una tarea complicada, a veces basta simplemente saber cómo comenzar a elaborarla. Por eso, en este post encontrarás una guía útil para saber cómo empezar una carta de presentación de calidad que consiga llamar la atención del reclutador. ¡Sigue leyendo!

Cómo comenzar una carta de presentación

En otro artículo te enseñamos en qué consistía la carta de presentación y cuáles eran sus usos, formatos y finalidad. Para resumirlo brevemente, la carta de presentación debe estar compuesta de un texto que indique tus principales habilidades, experiencias y recorrido profesional, así como lo bien que estas características tuyas encajan con el puesto y con las responsabilidades de la vacante ofertada. 

Para tu información, la carta de presentación consiste en una estructura básica dotada de 6 puntos principales: encabezado, saludo, introducción, cuerpo, cierre y firma. Suena fácil, ¿verdad? Pero, ¿realmente sabes cómo comenzar una carta de presentación y qué escribir en cada una de estas partes?

Comencemos por el principio, el más simple de todos, el encabezado y el saludo.

Encabezado y saludo

Lo primero que debes hacer en una carta de presentación para un trabajo es introducir tu información personal y de contacto y enviarla, preferiblemente a la persona correcta. Recuerda que es fundamental que leas detenidamente la descripción de la vacante ofertado.

Comprueba si alguien específico del área de recursos humanos ha publicado la oferta. De ​​ser así, dirígete directamente a esa persona. Si desconoces esta información, intenta investigar un poco hasta encontrar a la persona encargada del departamento de contratación de personal. 

Introduce tu información de contacto en la carta de presentación

  • Nombre
  • Dirección
  • Ciudad 
  • Número de teléfono
  • Dirección de correo electrónico
  • Fecha

Información de contacto del reclutador

  • Nombre
  • Título
  • Empresa
  • Dirección
  • Ciudad 

Recuerda que es muy importante que tu carta de presentación vaya dirigida a una persona concreta y no a un departamento o una empresa de forma genérica. No obstante, si tras buscar información de contacto no has dado con ningún nombre concreto, escribe tu carta al departamento de Recursos Humanos, ya que suele ser el encargado de la contratación de personal. 

El saludo debe ser breve, indica solo el nombre propio de la persona responsable (si lo conoces). Como te decimos siempre quedará mejor dirigirse directamente a una persona que a alguien genérico.  Ejemplos:

Estimado José Antonio Ibarra 

Estimado encargado de contratación

Hasta ahora, nada complicado, pero la cosa se vuelve un poco más compleja, es hora de presentar nuestras habilidades. Es decir, es el momento de desarrollar en pocas palabras una introducción sobre nuestras capacidades principales y lo bien que encajan con las que se especifican en la oferta de empleo. 

No olvides que esto se enviará junto con tu currículum por lo que no tienes que detallar una a una todas tus experiencias profesionales, estudios o habilidades, solamente aquellas que mejor se ajustan a los requisitos de la vacante.  

Introducción

Como su propio nombre indica, es la parte del texto que sirve como una apertura para que el empleador pueda conocerte. Aquí tienes que indicar qué vacante estás solicitando y la razón por la que estás presentando tu candidatura. No olvides citar el puesto que estás solicitando y decir dónde encontraste la oferta de empleo. Si has llegado hasta esta vacante a través de un contacto en común, no dudes en mencionarlo.

También puedes aludir a algunas de las características clave que posees y que crees que son relevantes para tu posición y cuáles de ellas son las que más representan tu perfil profesional. Otro consejo a tener en cuenta es  informar de los grandes logros a lo largo de tu carrera laboral, ya que esto es algo que siempre llama la atención de los reclutadores. Recuerda que en este punto ya deberías haber estudiado minuciosamente las características y requisitos de la oferta de empleo.

En cuanto a la extensión, lo más recomendable es que no ocupe más de un párrafo. Para ajustarte un poco, siempre puedes hacer un párrafo con tus datos, los de la vacante ofertada y tu entusiasmo y otro en el que describas tus habilidades, logros y carrera profesional. Ejemplo:

Estimado José Antonio

Solicito la vacante de (indique el nombre del puesto ofertado) de acuerdo con el anuncio publicado en (lugar donde se vio la oferta) el día (indícalo si es el caso), adjuntando mi currículum. Entre mis principales habilidades profesionales están la dedicación, la organización y la creatividad. 

Ahora que tienes claro cómo empezar tu carta de presentación, es el momento de comenzar a escribirla. No dudes en utilizar el creador de currículum en línea de OnlineCV para conseguir el documento perfecto. ¡A por el trabajo de tus sueños!