Crear curriculums online

El voluntariado, un comodín en tu currículum

Aprende cómo destacar tu experiencia como voluntario en tu CV

Si abrimos buscamos voluntariado en el diccionario de la RAE, vemos que en la primera acepción aparece definido como “un acto que nace de la voluntad, y no por fuerza o necesidades extrañas a aquella”. En su segunda acepción nos habla de algo hecho “por espontánea voluntad y no por obligación o deber”. A priori, el voluntariado no tendría nada que ver con el trabajo reglado y pagado -otra de sus características es que no esperamos obtener nada a cambio-, pero un voluntariado puede ser un arma muy poderosa para tu currículum, y si contamos con ella no la deberíamos dejar perder.

Hay candidatos que aprovechan el voluntariado para completar su currículum. No nos sirve cualquier experiencia como voluntario, al hablar de ella deberíamos prestar atención a todas las competencias profesionales que nos ha permitido adquirir, en el valor que nos ha aportado. Es más, hay candidatos que hacen de su experiencia como voluntarios su marca personal. Dedican una gran cantidad de tiempo a informarse sobre los proyectos, organizaciones y actividades -algo que tú también deberías haber hecho- antes de apostar por un voluntariado, algo que también les sirve para hacer networking.

 

La experiencia de voluntariado en el CV

Cuando uno afronta un voluntariado lo hace con el objetivo de ofrecer su tiempo libre para que los demás puedan disfrutar de una vida mejor. Existe una gran cantidad de variedades de voluntariado, desde los campos de trabajo en los países más pobres hasta el voluntariado con personas mayores en tu ciudad, con los niños enfermos en hospitales o el voluntariado deportivo, por citar unos ejemplos, y también una gran cantidad de organizaciones que ofrecen esta opción. Sea cual sea el tipo de voluntariado que ejerces, adquieres una serie de conocimientos y destrezas así que puedes plasmar tu experiencia como voluntario en el CV.

Sin embargo, muchos voluntarios deciden no incluir esta experiencia en el currículum. Al tratarse de una experiencia no remunerada puede crear cierta confusión, ya que no podemos considerar un voluntariado como experiencia laboral idéntica al trabajo remunerado que hemos llevado a cabo a lo largo de nuestra trayectoria profesional, pero sí que nos ha aportado esa experiencia que nos puede ayudar en el puesto de trabajo para el que estamos redactando el currículum, nos ha proporcionado unas habilidades concretas, nos ha hecho evolucionar personalmente, etc.

A pesar de no estar remunerado ni existir una relación laboral, la experiencia del voluntariado es uno de esos rasgos que te pueden ayudar a conseguir un puesto de trabajo. El voluntariado podría ser ese comodín que tenemos para que nuestro currículum llegue al reclutador y nos convoque a una entrevista de empleo: es algo que por norma general está muy bien visto por las empresas, que se ven ante un trabajador comprometido; te ayuda a ofrecer esa imagen comprometida y altruistas, y puede ser el elemento que te diferencie de otros candidatos.

Recordemos que con el currículum hay que llamar la atención del reclutador.

No todo el mundo ha hecho un voluntariado, y si lo ha hecho no siempre lo incluye en el currículum, así que puede ser ese elemento que sirva para despertar su interés. Al fin y al cabo, si por las manos de los reclutadores pasan un montón de currículums, y el hecho de encontrar de vez en cuando el de un candidato que ha decidido incluir la experiencia como voluntario en su currículum no deja de ser algo llamativo, que rompe la monotonía del resto de currículums.

Una de las normas básicas a la hora de redactar nuestro currículum es adaptarlo al empleo para el que nos postulamos, personalizar cada currículum según la oferta de trabajo a la que respondemos. En el caso de añadir tu experiencia como voluntario al currículum no puedes pasar por alto este aspecto, aunque quizá este sea uno de los puntos en los que no cobra tanta relevancia.

Es probable que el voluntariado que hayas desempeñado no tenga mucho que ver con tu formación, el sector al que te dedicas o donde buscas empleo, pero aún así es importante añadirlo al CV.

Dentro del voluntariado, destacaremos esas habilidades o capacidades que nos ha proporcionado y que nos pueden ayudar a desempeñar ese trabajo al que optamos. Si has participado en varios voluntariados puedes dedicarle un capítulo específico a este apartado del currículum, aunque también está la opción de incluirlo junto a la experiencia laboral. El formato es el mismo, y tendrás que indicar cuestiones el tipo de voluntariado o añadir las funciones específicas realizadas o lo que te ha aportado -más adelante hablaremos de cómo citar el voluntariado-.

Eso sí, tendrás que ser breve y conciso para controlar la extensión y no irte más allá de la página que debería ocupar el currículum. Cuando te convoquen a la entrevista de empleo es fácil que puedas extenderte más en esta cuestión, pero en el currículum el objetivo es confirmar ante el equipo de recursos humanos que lo reciba nuestra experiencia como voluntario, lo que nos ha aportado esa experiencia y lo que podemos ofrecer nosotros a la empresa gracias a esa experiencia ayudando a los demás.

¿Por qué incluirlo?

Ya hemos dicho que no todo el mundo se decide a introducir el trabajo voluntario en el CV porque no se trata de una experiencia laboral convencional, remunerada. Sin embargo, hay que desmontar los tópicos e introducirlo, ya que es uno de los aspectos cada vez más valorados por las empresas. Como hemos visto, el voluntariado te ayuda a dar una mejor imagen personal y profesional, revela una serie de valores muy buscados por las empresas, y esa debería ser una razón más que suficiente para añadirlo al CV. Pero hay más.

Los estudios revelan que dos de cada cinco empresas consideran la experiencia fruto de un voluntariado tan valiosa como la obtenida en un empleo remunerado. Es más, si eres usuario de redes sociales profesionales como LinkedIn habrás comprobado que ofrecen a sus usuarios un apartado para que indiquen sus voluntariados. Esto no hace más que confirmar el creciente interés que hay en el mundo empresarial por trabajadores que cumplan con una serie de valores personales que les lleva a apostar por el voluntariado.

Vivimos en un entorno muy competitivo, donde los candidatos a un puesto de trabajo suelen estar más que bien formados y cualquier pequeño aspecto puede resultar clave a la hora de decantar la balanza a favor de uno u otro. Y uno de esos pequeños detalles es el voluntariado, que quizá no sea el factor decisivo pero sí que sea ese elemento comodín que decíamos que te ayudará a reforzar tu imagen durante el proceso o de cara a una futura entrevista profesional y que te ayudará a sumar puntos.

trabajo voluntario en el curriculum vitae

El voluntariado también puede ayudarte en situaciones específicas, como en el caso de los candidatos sin experiencia profesional previa. El perfil habitual de este candidato es el de un joven recién salido de las aulas que no tiene experiencia más allá de las prácticas curriculares o trabajos esporádicos poco relacionados con su sector. Sin embargo, si ese mismo perfil ha dedicado algún tiempo de su vida a un voluntariado contará con un bagaje profesional que puede destacar en su currículum.

Los voluntariados también nos sirven para justificar vacíos en nuestro currículum. Hay personas que, llegado cierto punto de su vida, deciden interrumpir temporalmente su carrera profesional para ayudar a los demás a través del voluntariado y reemprenderla más tarde. Los vacíos en nuestro CV nos perjudican, y la mejor forma de cubrirlos es con el voluntariado. Quizá en España no sea lo más habitual, pero hay países donde los recién egresados dedican un año sabático a viajar o a tareas de voluntariado, lo que proporciona unas competencias que de otra forma difícilmente adquirirán.

Aquí podemos añadir el voluntariado para hacer frente al desempleo. El paro es un problema muy importante en nuestra sociedad, y muchos reclutadores consideran que cierto tipo de parados como los de larga duración están desactualizados, y prefieren a candidatos que llevan menos tiempo desempleados. Sin embargo, el voluntariado es una forma más de mantenerse activo mientras se busca empleo, de mantener cierto contacto continuo con el mercado laboral, y que permitirá al candidato seguir formándose y desarrollando su carrera a la espera de un empleo.

Dónde incluir el voluntariado en el CV

Si llegados a este punto te has decidido a incluir tu experiencia como voluntario en el currículum sólo te falta por saber dónde reflejarla. Una vez más, tenemos un amplio abanico de opciones, así que lo mejor que podemos hacer es guiarnos por nuestra propia intuición y colocarlo en la sección que más se ajuste a nuestro perfil. Al fin y al cabo, no es lo mismo un trabajador con experiencia laboral a sus espaldas que ese candidato que decíamos que dedicaba un año al voluntariado cuando acababa sus estudios.

Por norma general, se recomienda no mezclar el voluntariado con la experiencia profesional, ya que al no estar remunerado no son completamente equivalentes. El efecto que esto pueda tener sobre tu candidatura solo lo sabe el reclutador que vaya a recibir el currículum, ya que no todos los seleccionadores ni todas las empresas aplican los mismos criterios; pero es cierto que combinar esa experiencia laboral pagada con el voluntariado puede ofrecer cierta sensación de caos en el currículum que a la hora de la verdad jugará en nuestra contra.

Una buena estrategia es crear un subapartado dentro de la experiencia profesional que incluya el voluntariado. Así, una vez hayas incluido tu vida laboral en el currículum, partiendo siempre de la experiencia más reciente a la más antigua, puedes añadir tu experiencia como voluntario.

Si cuentas con varias experiencias y decides reflejarlas todas deberías repetir el mismo orden, desde la última -o actual- hasta tu primer voluntariado. Si ves que el apartado quedará muy largo o no quieres añadirla aquí, puedes hablar de tu voluntariado en “otra información de interés”.

Otra cosa es cuando estamos ante un candidato sin experiencia laboral más allá de las prácticas que haya podido hacer durante sus estudios, o incluso sin esas prácticas. En el caso de no tener experiencia sí que se recomienda añadir el voluntariado en la experiencia laboral, ya que es la única experiencia de la que dispone el candidato, el mejor aval que tiene para demostrar de qué es capaz al reclutador. Por último, podemos solicitar una carta de recomendación al responsable del voluntariado, o incluir las referencias del voluntariado, lo que dejará patente esta faceta nuestra.

También hay que tener en cuenta que algunos currículums tienen unos apartados específicos que hay que respetar, voluntariado incluido. El mejor ejemplo de ellos es el Europass, donde en las instrucciones o en las recomendaciones para rellenarlo leemos que el voluntariado debe ir junto a la experiencia laboral junto a las prácticas, sean o no remuneradas. En otros casos, como el currículum de LinkedIn, ya hemos visto que tienen un apartado específico para hablar del voluntariado.

Para citar el voluntariado utilizaremos una fórmula similar a la de la experiencia profesional: nombre de la ONG u organización benéfica, funciones específicas, causa benéfica y periodo de tiempo en el que se desarrolló el voluntariado. En caso de haber desarrollado tu voluntariado en el extranjero, también debes incluir el país donde se llevó a cabo el voluntariado, ya que permite al reclutador hacerse una idea de que tienes cierto dominio del idioma de ese país o de otras lenguas, como el inglés.

Como siempre, te recomendamos que utilices las plantillas de cv online para encontrar un ejemplo de voluntariado en el CV que te sirva de inspiración o como ejemplo a seguir, tanto a la hora de situar esta experiencia en tu currículum como para citarlo.

En ocasiones tendrás que adaptar la plantilla a tu caso siguiendo las indicaciones que hemos visto, pero el objetivo siempre es el mismo: que el reclutador capte tu experiencia en el voluntariado y todo lo que has podido extraer de ella, que te ayudará en tu día a día si decide contratarte.